Italia no se arrastrará a una campaña militar en Libia

Roma
DPA

Italia no se verá arrastrada a una campaña militar “inútil e incluso peligrosa” en Libia, señaló el ministro del Exterior Paolo Gentiloni, confirmando las dudas de Roma sobre eventuales ataques de Occidente en el país norteafricano.

Europa y Estados Unidos están cada vez más preocupados por la expansión del grupo terrorista Estado Islámico en Libia, país sumido en el caos y una disputa de poder desde el derrocamiento de Muamar al Gaddafi en 2011, y están considerando una respuesta militar.

“El Gobierno (italiano) no se verá arrastrado a aventuras inútiles e incluso peligrosas para nuestra seguridad nacional”, dijo Gentiloni en el Senado en Roma, asegurando que las opciones militares “no son la solución y a veces podrían agravar el problema” de la infiltración islamista.

Gentiloni desmintió informaciones publicadas la semana pasada que señalaban que Italia tenía 5 mil efectivos preparados para intervenir en Libia. Roma “no escuchará los tambores de guerra” en un país donde hay “200 mil hombres armados” que pertenecen a varias milicias y Ejércitos, afirmó.

El ministro dijo que Italia está llevando a cabo actualmente operaciones de inteligencia en Libia que requieren un respaldo militar limitado e insistió en que cualquier despliegue a gran escala tendría que ser solicitado por los libios y aprobado en el Parlamento en Roma.

Libia ha sufrido cinco años de guerra civil y está inmersa en una lucha de poder entre dos Gobiernos y Parlamentos rivales, uno en la capital Trípoli y otro en Tobruk. Las esperanzas en su estabilización están puestas ahora en un Gobierno de unidad nacional acordado bajo la mediación de la ONU en diciembre, pero cuya asunción está resultando muy difícil.

Libia es una antigua colonia italiana e Italia es el mayor comprador de gas y petróleo del país norteafricano, por lo que tiene un gran interés en pacificar el país. Además, con ello se pretende frenar el flujo de migrantes que cruza el Mediterráneo desde sus orillas en dirección a Europa.