Colonos israelíes rezan en una sinagoga en el puesto avanzado no regulado de Eviatar, cerca de la localidad palestina de Nablus, en Cisjordania. Foto La Hora/AP/Ariel Schalit.

Israel ha alcanzado un acuerdo con colonos judíos que se establecieron rápidamente en un puesto avanzado no autorizado en la ocupada Cisjordania el mes pasado, dijeron autoridades y residentes hoy.

Según el acuerdo, los colonos abandonarán el lugar a finales de semana y la zona se convertirá en un área militar cerrada, pero las viviendas y las carreteras se mantendrán. Se realizará una consulta que los colonos dicen que demostrará que el asentamiento no se levantó en tierras propiedad de los palestinos. Esto allanaría el camino para una autorización que permitiría establecer una escuela religiosa y el regreso de algunas familias.

Los colonos bautizaron el puesto como Eviatar, en honor a un israelí asesinado por un palestino en 2013, y dicen que allí residen docenas de familias. Su asentamiento es una de las primeras pruebas que enfrenta nuevo gobierno de Israel, formado por una frágil coalición que incluye tanto a partidarios como a detractores de este tipo de zonas residenciales.

Los palestinos de las aldeas cercanas sostienen que el puesto de avanzada se construyó en sus tierras y temen que crezca y se fusione con asentamientos próximos más grandes. Han celebrado protestas diarias en las que los manifestantes arrojaron piedras a los soldados israelíes, que respondieron con gases lacrimógenos y munición real. Al menos cuatro palestinos, dos de ellos adolescentes, murieron en los choques.

El ministro israelí del Interior, Ayelet Shaked, miembro del partido proasentamientos del primer ministro, Naftali Bennett, dijo en Twitter que el acuerdo es «un logro importante» para el movimiento de los colonos y dios las gracias a los «pioneros de Eviatar». Por su porte, el ministro de Seguridad Pública, Omer Barlev, del Partido Laborista de izquierdas, celebró la evacuación de los residentes del «puesto ilegal».

Israel capturó Cisjordania en la Guerra de los Seis Días de 1967. Los palestinos quieren que ese territorio forme parte de su futuro estado.

Cerca de 500.000 israelíes viven en más de 130 asentamientos autorizados y docenas de puestos avanzados en la ocupada Cisjordania. Los palestinos y gran parte de la comunidad internacional consideran que estas zonas violan el derecho internacional y son un obstáculo para la paz.

Agencia AP
Associated Press es una organización de noticias global independiente dedicada a la información fáctica, fundada en 1846 y ahora con presencia mundial.
Artículo anteriorPor aumento de casos de Covid-19, Ejército suspende conmemoración
Artículo siguientePutin confía en que Rusia pueda evitar otra cuarentena