IRTRA: Felicidar es la acción de transformar la visión de la ciudadanía

0
871

La pandemia generada por el virus del COVID-19 ha cambiado la dinámica de muchas personas en Guatemala y en el diario vivir, con ello el trabajo para muchas familias guatemaltecas, se ha vuelto el centro de su actividad principal y de cuidado. En este contexto Instituto de Recreación de los Trabajadores de la Empresa Privada de Guatemala (IRTRA) cuenta cómo ha sido para la empresa el seguir generando empleo, sostenibilidad y crecimiento para el país aún en tiempos complicados.

Jorge Mario Chajón, en representación del IRTRA, explicó que la visión de esta institución ha sido brindar un espacio de recreación a los trabajadores de la iniciativa privada. Partiendo de esta idea principal se han gestionado ambientes que no solo cumplen con la diversión de sus visitantes, sino que demuestran que en Guatemala “sí se puede” tener una cultura que muchas veces se admira en otros países.

UNA FELICIDAD DE DOS VÍAS

Chajón resaltó que el IRTRA recibe a personas de todos los perfiles existentes en Guatemala. Esta diversidad comprueba que en el país es posible convivir sanamente en un espacio. “En ese momento es cuando podemos hacerles sentir la felicidad a la manera en que cada uno de ellos nos visitan”, explicó.

Además, aseguró que las personas pueden de cualquier manera ser felices dentro de las instalaciones del IRTRA. “Un niño puede ser con los jueguitos, con la comida; los adolescentes con los juegos extremos; los adultos con los restaurantes, los espectáculos; y la gente mayor incluso con simplemente ver los jardines”, comentó.

Más allá de brindar un servicio, el profesional explicó que se está dando felicidad, misma que es retribuida con gratitud. “Ahí se hace una conjugación de las dos palabras: la felicidad de dar. No solo es que yo estoy feliz, sino que me están dando felicidad”, describió.

FOMENTAR UNA MEJOR CULTURA A TRAVÉS DE LA FELICIDAR

Más allá de obtener una felicidad por un servicio o una mejor atención, Chajón destacó que “el IRTRA está influyendo en la sociedad: la felicidad de dar empleo, la felicidad de dar desarrollo, la felicidad de dar algo mejor para el país, una cultura diferente”.

Foto: Irtra

Chajón mencionó que muchas veces las personas al viajar a otro país regresan con una nueva concepción de valores como recoger la basura, ser servicial o extender un trato amable, pero ahora describe que “simplemente hace falta llegar al IRTRA para poder respetar las normas, para poder hacer su fila, esperar su turno y respetar”.

“Eso es lo que se da ahora en el IRTRA”, sostuvo, “eso es dar una nueva cultura a Guatemala y es otra forma de Felicidar el dar esa oportunidad”, puntualizó. A esta acción de transformar la visión de la ciudadanía es lo que Jorge Mario Chajón nombró como “la cultura IRTRA”.

“Hablamos de la cultura IRTRA: la felicidad de dar a Guatemala y que todos podemos sentir cuando entramos a los parques y los hostales del IRTRA. Allí no importa si uno es grande, bajito; si es moreno, si es blanco; de qué etnia sea, cual sea su nivel social o económico. Allí todo el mundo hace su turno de la misma manera, no hay excepciones y no hay privilegios”, planteó.

 

¿EN OTROS PAÍSES LOS SUEÑOS SON POSIBLES? ¡AQUÍ TAMBIÉN!

Parte de la reciente campaña del IRTRA menciona a la Tierra del Sí Se Puede, un lugar donde es posible crecer y triunfar. Jorge Mario Chajón recordó que con la llegada del IRTRA las comunidades cercanas a las instalaciones lograron obtener trabajos más técnicos y con capacidad de crecimiento y aprendizaje.

Chajón detalló que previo a la llegada del IRTRA, el desarrollo se concentraba “básicamente en el área de agricultura y hoy en día están trabajando en un área distinta, en un trabajo menos pesado, donde el trabajo es más técnico y donde la remuneración es mucho mejor”.

Lo que se pretende con estos espacios es demostrar que “sí se puede tener un lugar donde haya respeto, haya orden, haya respeto por las normas donde haya transparencia, donde haya una visión y todo el mundo pueda caminar hacia allí, donde todos los guatemaltecos seamos atendidos de la misma manera”.

Asimismo, Chajón enfatizó que sí se puede soñar. “Los niños creen que al entrar al IRTRA todo es posible y quizá no todo es posible, pero tratamos de hacer lo posible. Tratamos de darles ese servicio para que ellos sientan eso. Todos sabemos que no es que todo lo podamos hacer, pero sí sabemos que todo lo podemos tratar de hacer”, indicó.

 

La Felicidar Crece en la tierra del sí se puede.
La Felicidar es dar.
La Felicidar se encuentra en IRTRA.
Para más información visita: irtra.org.gt