Ipnusac: 70% del personal médico del MSPAS no cuenta con insumos para atender COVID-19

Un trabajador de salud utiliza equipo de protección para entrevistar a un retornado. Foto: Ministerio de Salud

Por Cristian Velix
cvelix@lahora.com.gt

El Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Ipnusac) expuso que el 70% del personal médico del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) no cuenta con insumos y equipo de protección personal para atender a los pacientes con COVID-19.

Dicho valor fue obtenido por esa entidad al realizar una encuesta electrónica entre el 3 y 6 de abril pasado al personal de salud y en el que participaron 1,004 trabajadores, entre ellos colaboradores de la cartera de Salud, del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) y centros médicos privados.

De esa manera, fueron 508 profesionales del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) los encuestados, quienes reportaron carecer de batas descartables (37.4% de los encuestados), gafas protectoras (39.8% de los encuestados) y mascarillas N95 (27.6% de los encuestados).

Asimismo, ese personal médico señaló no tener guantes descartables (19.1% de los encuestados), mascarillas quirúrgicas (29.3% de los encuestados), además, de agua jabón o alcohol en gel (8.7% de los encuestados).

En ese contexto, los datos recopilados por el Ipnusac también detallaron que solo el 16.8% del personal médico participante y que tiene una exposición muy alta al COVID-19, posee disponibilidad de insumos y equipo de protección personal disponible.

Puede Leer:

Finanzas: Q14 mil millones se invertirán por efectos de COVID-19

IGSS EN SITUACIÓN SIMILAR

Por otra parte, la entidad de la USAC explicó que de los 219 encuestados del IGSS, el 71% manifestó no tener los insumos para hacer frente a la pandemia. De esta institución participaron principalmente médicos especialistas, generales y residentes.

Los trabajadores del Seguro Social también indicaron tener carencias en batas descartables, gafas protectoras, mascarillas N95, guantes descartables, mascarillas quirúrgicas y, en menor cantidad, de agua, jabón o alcohol en gel.
La falta de insumos en el IGSS, según la encuesta, es mayor en el personal médico que tiene una exposición muy alta al COVID-19, ya que solo el 9.5% de los trabajadores de esa área indicaron tener los insumos y el equipo de protección personal.

En tanto que del sector privado participaron 277 profesionales, quienes, en contraparte a las entidades estatales señalaron sí tener, en un 66%, los insumos y el equipo para tratar el coronavirus, por lo que las carencias son menores.

ES UN RIESGO

El Ipnusac manifestó que la falta de disponibilidad de los artículos para los trabajadores del sistema de salud podría generar “graves repercusiones y profundizar la crisis en esta coyuntura”, debido a que podrían entrar en contacto con los pacientes de manera inadvertida, poniendo en riesgo su salud, la de sus pacientes, familiares y amigos.

“Se recomienda que las más altas autoridades del MSPAS, el IGSS y el sector privado revisen sus inventarios y gestionen las compras necesarias para garantizar la existencia suficiente de insumos y EPP requerido por los trabajadores de salud ante esta crisis”, recomendó esa organización.

Asimismo, el Ipnusac pidió que esas instituciones busquen determinar el nivel de exposición de los trabajadores de salud de acuerdo con las actividades que realizan, para que se garantice que cada colaborador tenga el equipo requerido de acuerdo con los riesgos a los que se exponen.

SIN RESPUESTA

La Hora trató nuevamente de comunicarse con la vocera del MSPAS, Ana Lucía Gudiel, para poder darle seguimiento a la forma en la que se les está abasteciendo al personal médico los insumos para tratar a los pacientes con el virus y respecto a estos datos, sin embargo, no se ha obtenido respuesta.

Asimismo, se hizo la consulta al IGSS, pero al cierre de esta nota tampoco había respondido respecto a los datos que fueron consignados por el Ipnusac y que demuestran algunas carencias para atender a los pacientes con COVID-19.