El Ministerio de Salud ha implementado estrategias para llevar la vacunación al interior de la república. Foto MSPAS.

En los últimos días, trabajadores del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) han reportado que, en municipios de los departamentos de Totonicapán, San Marcos y Chiquimula, han recibido amenazas mientras realizan actividades de sensibilización y promoción de la vacuna contra el Covid-19.

Según el Departamento de Comunicación Social de Salud, tienen conocimiento de las intimidaciones a las que se han enfrentado en los últimos días en diferentes partes del país, aunque hasta ahora solo han tenido reportes de tres departamentos.

La cartera compartió su preocupación por la integridad de los colaboradores de la entidad y añadieron que, los incidentes se han registrado en jornadas de vacunación y en acercamiento a líderes comunitarios.

 

EN OLOPA AMENAZAN A TRABAJADOR DE LA SALUD CON MACHETE

Los reportes hasta ahora evidencian que esto ha ocurrido en Totonicapán, así como en Tacaná, San Marcos y Olopa, Chiquimula.

“Acá estamos haciendo lo que se puede para promocionar y sensibilizar a la gente sobre la importancia de la vacuna contra el Covid-19, pero hay gente que no quiere nada. El día de hoy estuve en peligro de muerte, un señor con un machete intentó herirme cuando yo estaba promocionando”, es uno de los relatos desde Olopa, Chiquimula al que tuvo acceso La Hora.

En un video compartido a esta redacción, el trabajador de Salud añadió que de no haber sido por una compañera enfermera que salió a ayudarlo, “quizá no le estuviera escribiendo este mensaje”, mientras relataba lo sucedido.

 

EXIGÍAN PAGO POR ASISTIR A REUNIÓN

En Totonicapán, por ejemplo, trabajadores de Salud denunciaron que tenían una reunión informativa planificada, pero les indicaron que debían pagarles Q50 a cada persona por asistir; eran más de 100 los invitados.

“La cancelamos porque habíamos contemplado que fueran 40. Ellos la hicieron, los del Distrito y nos exigieron que les mandáramos el dinero”, mencionaron.

En consecuencia, enviaron el dinero para evitar confrontaciones, además, tuvieron conocimiento que retuvieron a trabajadores del Distrito exigiendo Q500 por persona, pero no accedieron y denunciaron lo sucedido.

 

PÁRROCO REPRUEBA ACTITUD

Debido a esa situación el Párroco de Santa María Chiquimula, Totonicapán reprobó la actitud de algunas aldeas y también de alcaldes comunitarios, mencionó que en un caso con gritos, intimidaciones y amenazas expulsaron a los trabajadores de Salud.

“Creemos que es importante que la población en general sepa qué autoridades tiene, creo que es importante que abramos los ojos y seamos conscientes y no nos dejemos llevar”, dijo en una Eucaristía transmitida en el sitio web de un medio local.

SALUD: HAY MUCHOS MITOS Y CREENCIAS

En Alta Verapaz, también destacaron en Salud que tienen conocimiento de situaciones similares, aunque están sucediendo en más lugares.

Desde el Ministerio de Salud señalan que en estos municipios “hay muchos mitos históricos y creencias que no permiten el acercamiento” y en los acercamientos para hablar sobre la vacuna e informar al respecto se han dado estos ataques.

Grecia Ortíz
Periodista y Comunicadora de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Reportera para el Diario La Hora desde 2015. En la actualidad realiza contenido para La Hora Voz del Migrante, en temas de interés para la comunidad migrante en Estados Unidos.
Artículo anteriorCOVID-19: Vacunación en menores depende de envío de COVAX
Artículo siguiente¿Aceptó Giammattei que recibió alfombra de rusos? Juzgue usted