La Guerra ha afectado a gran parte del mundo. Foto ilustrativa/AP

Estados Unidos ha señalado que casi todas las fuerzas terrestres rusas están en la región del Donbás, desde Mariúpol hasta Mikolaiv, y ha asegurado que, pese a la concentración y el reabastecimiento de las tropas, los militares rusos «todavía» tienen problemas de moral y cohesión de sus unidades.

«Casi la mitad de sus tropas alistadas son reclutas que no reciben mucho entrenamiento y de quienes tenemos evidencia, incluso evidencia reciente, de que se han desilusionado», ha dicho un alto funcionario estadounidense, agregando que todavía no hay «ningún indicio de que China haya brindado asistencia tangible, letal o no letal».

El Departamento de Defensa de Estados Unidos ha precisado que Valuyki, Belgorod y Rovenki, en el noreste de Ucrania, son áreas de preparación y reabastecimiento para las tropas rusas, que continúan llegando a la provincia de Lugansk.

 

Asimismo, el alto funcionario estadounidense ha explicado que las fuerzas rusas también tienen presencia en Donetsk, más al sur de la región del Donbás, así como cerca de las ciudades de Mikolaiv y Mariúpol. También habría un convoy ruso al norte de Izium.

«Ha habido alrededor de 150 salidas de aviones tripulados por Rusia en las últimas 24 horas, y los ataques aéreos continúan enfocándose en Mariupol y el área de operaciones de las fuerzas conjuntas de Ucrania», ha dicho, agregando que Moscú ha realizado el lanzamiento de más de 1.550 misiles en Ucrania.

Pese a ello, el portavoz del Pentágono, John Kirby, ha señalado este miércoles en una entrevista con la cadena estadounidense CNN que Estados Unidos no está seguro de cuándo Rusia lanzará una «ofensiva total», según ha informado ‘The Hill’.

En este sentido, el portavoz ha explicado que las fuerzas rusas pueden tomar la región del Donbás y poner fin a la lucha; utilizar el Donbás para negociar concesiones más amplias o incluso ir «más lejos» y tomar otras partes de Ucrania.

 

Artículo anteriorAtléticos superan 6-3 a Rays y ganan 3 de 4 duelos de serie
Artículo siguienteArresto de pandilleros en El Salvador: ¿Populismo punitivo?