Instruyendo en Ciencia Política (I)

David Martinez Amador

Politólogo. Becario Fulbright-Laspau del Departamento de Estado Norteamericano. Profesor Universitario,, Analista Político y Consultor en materia de seguridad democrática. Especialista en temas de gobernabilidad, particularmente el efecto del crimen organizado sobre las instituciones políticas. Liberal en lo ideológico, Institucionalista y Demócrata en lo político.

post author

David C. Martínez Amador

No es falso afirmar que cuando las cosas parecen ´ir bien´ nadie tiene interés en discutir sobre los asuntos públicos. Pero cuando las cosas ´van mal´ no hay quien le pueda poner alto a todas las opiniones que se expresan. Y, aunque en efecto en toda democracia es fundamental el debate ciudadano (amparado en la libertad de expresión) lo que en realidad sustenta al régimen democrático es la calidad del debate ciudadano. De nuevo, cómo lo he apuntado en diferentes ocasiones, mientras los ciudadanos que deciden deliberar y participar no lo hagan bajo premisas de un debate de calidad así cómo bien informado en realidad de nada sirve debatir.

Por eso precisamente se espera un esfuerzo de parte de los ciudadanos con acceso a fuentes de información creíble y seria para ´educarse´ en temas políticos. Este es el mejor antídoto contra los autoritarios, los demagogos y los populistas´ tanto de derecha e izquierda´. Esta es la mejor defensa para proteger el régimen democrático y asegurar la salud del sistema político

Pero, ¿Qué significan todos los anteriores conceptos? Populismo y demagogia, ¿Son lo mismo? ¿Cómo reconocer un régimen autocrático y simples actos autoritarios? ¿ Que caracteriza al régimen político democrático y que es la democracia en esencia? ¿Sólo las elecciones? ¿La democracia se limita a la expresión parlamentaria solamente? Sumado a todo lo anterior, se podría agregar además las siguientes preguntas: ¿Cuándo debe un presidente realmente renunciar? ¿Cuando pierde la legitimidad o la credibilidad? ¿Legitimidad electoral y credibilidad política? ¿Cuáles son las implicaciones de una interrupción de mandato presidencial? Yo agregaría además estos aspectos, ¿Cuando toma lugar un crisis de estabilidad política y cuando se gesta una crisis de gobernabilidad que afecta las instituciones? ¿Qué son las instituciones políticas? ¿Por cuál razón resultan tan importantes?

La lista de preguntas podría ser aún más larga.

Todos aspectos nutren esencialmente los planos formativos en el estudio de la Ciencia Política pero no debieran ser exclusivos de quienes cursan una formación universitaria en esta materia. Los ciudadanos de ´a pie´ también deben tener un plano formativo. La intención de los siguientes artículos es construir una serie de simples explicaciones que giren alrededor de las variables políticas más importante y que en esencia permitan la comprensión de los fenómenos políticos.

Inicio por ´decir´ lo siguiente. La palabra política tiene muchas acepciones pero la más popular es utilizarla para describir el ´juego de poder´ normal, vulgar y coloquial de cada contexto: Lo ´político´ tiende a referirse al ejercicio el poder basado simplemente en intereses corporativos, ideológicos o peor aún, personales. Todo lo dicho con anterioridad deja de lado la parte técnica (académica, de estudio formativo y profesional) que debe ser fundamental en la toma de decisiones del dia a día de un gobierno.

Por eso concluyo esta primera entrega con el siguiente análisis: Mientras ´lo político determine lo técnico´ las opciones de un mejor futuro son limitadas. Lo correcto es invertir esa frase, y que el criterio técnico defina la toma de decisiones.

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión.Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anterior“Batalla de la ONU”
Artículo siguiente¿Libertad de expresión?