La desnutrición ha sido uno de los grandes retos para el país. Foto: La Hora

Por Karen Quintanilla
Kquintanilla@lahora.com.gt

El Programa Mundial de Alimentos de la ONU (WFP, por sus siglas en inglés), afirmó que la inseguridad alimentaria se ha cuadruplicado en Centroamérica en los últimos dos años, afectando a 8 millones de personas y por ello, relacionándolo a la migración, explican que la gente no quiere dejar sus hogares, pero se ven obligados a hacerlo.

Esa agencia emitió hoy un comunicado en el cual detallan que David Beasley, del Programa Mundial de Alimentos, visitó Centroamérica para renovar su compromiso con las comunidades afectadas por el cambio climático, así como el desempleo y la desigualdad causadas por la crisis del Covid-19.

Beasley indicó que el no tener comida para alimentar a sus hijos, causa desesperación en los centroamericanos, por ello señaló que a WFP, le interesa fortalecer la resiliencia y las comunidades autosuficientes, así como los medios de vida sostenibles en esta región.

BEASLEY SEÑALA PROGRAMAS A LARGO PLAZO

El representante de WFP, explicó que dentro de los programas a largo plazo con pequeños agricultores ha ayudado a conservar el agua, contribuir a los conocimientos en sistemas de riego, invernaderos y viveros.

Así como el objetivo de cosecha de una variedad de cultivos durante todo el año, con alternativas como granjas avícolas, pesquerías, producción de miel y de hamacas, mencionó.

INSEGURIDAD ALIMENTARIA ATRIBUYE A LA MIGRACIÓN

En relación con el tema migratorio, señaló que se ha estado hablando de esto y enfatizó en que estas situaciones podrían ser de las principales en obligar al abandono de sus países originarios.

«La gente no quiere dejar sus hogares, se ven obligados a hacerlo”, remarcó y explicó que el trabajo del Programa se centra en construir resiliencia.

LEA: Unicef: Familias centroamericanas no están migrando, están huyendo de condiciones en sus países

A EE.UU. LE CUESTA 4,000 DÓLARES APOYAR A NIÑOS Y ADOLESCENTES EN LA FRONTERA

Para finalizar, señaló que Estados Unidos gasta alrededor de US$4000.00 por persona a la semana en apoyar a niños y adolescentes en la frontera Sur, mientras que a WFP le cuesta entre $1.00 y $2.00 por persona de manera semanal a través de sus proyectos de resiliencia.

La inseguridad alimentaria se ha cuadriplicado en Centroamérica en los últimos dos años, y actualmente 8 millones de personas la padecen, de esta cantidad, 1,7 millones se encuentran en la categoría de emergencia, lo que significa que necesitan asistencia alimentaria urgente.

En el documento, señalan que el aumento de la inseguridad alimentaria ha coincidido con la duplicación del número de personas que planean migrar.

LEA: IGM: Van más de 11 mil migrantes retornados; 211 en los últimos 7 días

En ese sentido, en una evaluación del WFP realizada en enero de 2021, al menos el 15% de las personas encuestadas querían migrar, en comparación con solo el 8% en 2018.

Foto ilustrativa. Debido a la inseguridad alimentaria muchos deciden migrar. Foto La Hora/Maga
Karen Quintanilla
Estudiante de Periodismo en la Universidad de San Carlos de Guatemala, interesada en los derechos humanos y el desarrollo social. Enfocada en escribir la verdad y crear consciencia.
Artículo anteriorExperto en DD. HH. de la ONU manifiesta preocupación por situación de Gloria Porras
Artículo siguienteSalud: 315 casos positivos de 1,979 tamizajes; más de 14 mil casos activos