Informe advierte necesidad de fortalecer asistencia alimentaria para los próximos tres meses

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

Un informe de Pronóstico de Seguridad Alimentaria y Nutricional elaborado por la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SESAN), como parte de un comité integrado por diversas organizaciones, correspondiente al período de agosto, septiembre y octubre de 2020, destaca que durante ese tiempo hay un 57 por ciento de probabilidad de ocurrencia de un evento del fenómeno de “La Niña”.

El documento también menciona un estudio de OXFAM de mayo, que destacó que los hogares que residen en Chiquimula, (Jocotán, Camotán y Olopa) y Baja Verapaz (Rabinal, Cubulco y San Miguel Chicaj), que fueron evaluados en 2019 y 2020 podría ser de los más afectados.

Dicha evaluación, tomo en cuenta la seguridad alimentaria en 1 mil 809 hogares vulnerables en esos lugares.

En estos lugares, el estudio destaca que existe un incremento del 114.4 por ciento de hogares que requieren asistencia alimentaria y en los que la inseguridad alimentaria severa aumentó de 11.6% en 2019 a 47.9% en 2020.

La desnutrición continúa siendo un reto para el país. Foto La Hora

Asimismo, remarcan que el Consorcio de Organizaciones Humanitarias financiado por ECHO, del total de hogares que residen en Huehuetenango (Chiantla y Malacatancito), Quiché (Sacapulas, San Andrés Sajcabajá y San Pedro Jocopilas), Alta Verapaz (Raxruhá, Chisec y Fray Bartolomé de Las Casas) y Chiquimula (Camotán y Chiquimula); “97.9% están en inseguridad alimentaria (14.6% en inseguridad alimentaria severa y 41.8% en inseguridad alimentaria moderada”.

El informe también hace énfasis en que, el Programa Mundial de Alimentos realizó una evaluación remota (por medio de entrevistas telefónicas) a nivel nacional y que actualmente, los resultados de esta evaluación se están procesando y serán utilizados para realizar la clasificación Integrada en Fases de la Inseguridad Alimentaria Aguda (CIF, por sus siglas en inglés), de los hogares evaluados, esta actividad será realizada en la primera quincena de septiembre de 2020.

lea: En niños de 0 a 5 años: GT reporta 19 mil 516 casos de desnutrición aguda

HACEN RECOMENDACIONES

De esa cuenta, en el informe se hacen una serie de recomendaciones dirigidas al Ministerio de Agricultura Ganadería y Alimentación, entre las que destaca la necesidad de agilizar la entrega de asistencia alimentaria a familias afectadas por el “Hambre Estacional”, y a las que han sido afectadas por la emergencia relacionada con el COVID-19.

Al Ministerio de Salud Pública, también le hicieron varias recomendaciones, entre ellas, que se garantice la continuidad del monitoreo y atención de casos de desnutrición aguda, además del presupuesto para las acciones que contribuyan a prevenir la desnutrición aguda y crónica.

lea: Guatemalteco deportado no se detuvo; ahora apoya a los suyos en proyecto para cooperativas de café

A la SESAN, que se coordine con VISAN-MAGA y Ministerio de Desarrollo Social, la entrega de asistencia alimentaria y transferencias monetarias a familias afectadas por el hambre estacional, y a familias afectadas por la emergencia relacionada con el COVID-19.

Además, al Ministerio de Desarrollo Social, que se agilice la entrega de las transferencias monetarias y la asistencia alimentaria a las familias afectadas por los efectos del coronavirus, garantizando la cobertura de los hogares en mayor situación de vulnerabilidad alimentaria.

DE DÓNDE SURGE LA INFORMACIÓN

Para el informe, la SESAN ha utilizado el Sistema de Información Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SIINSAN), incluye varias instituciones oficiales como fuentes de información, entre ellas, el MAGA, Banco de Guatemala, Ministerio de Salud Pública, Instituto Nacional de Estadística, INSIVUMEH y la FAO.

Entre los miembros del Comité, por el cual SESAN realizó el pronóstico, se encuentra Fews Net, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, Acción contra el Hambre, el Programa Mundial de Alimentos, OXFAM, Gobierno de Guatemala, Universidad Panamericana y CONRED.

Algunas de las recomendaciones a diferentes entidades son para que aseguren asistencia a las personas en riesgo. Foto ilustrativa del Bono Familia. Foto La Hora/MIDES