Además, indicaron la importancia de que este servicio opere. Foto La Hora/David Santiago/Miami Herald via AP)

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

A medida que algunos países de Latinoamérica y Centro América empiezan con campañas de vacunación, la industria aérea hizo un llamado a los Gobiernos de la región para que consideren a los trabajadores de la aviación como esenciales, esto para que puedan acceder a la inmunización de forma prioritaria.

La solicitud la realizaron en un comunicado en un conjunto, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA), el Consejo Internacional de Aeropuertos de América Latina y el Caribe (ACI-LAC) y la Organización de Servicios de Navegación Aérea Civil (CANSO).

“El llamado de la industria a los gobiernos está alineado con el Grupo Asesor Estratégico de Expertos en Inmunización (SAGE) de la Organización Mundial de la Salud, que propuso una hoja de ruta para priorizar el uso de las vacunas COVID-19. Esta describe las poblaciones prioritarias para la vacunación en base al entorno epidemiológico y los escenarios de suministro de vacunas”, afirmaron.

LEA: Giammattei dice que ya no serán necesarias pruebas Covid-19 para extranjeros

SEÑALAN QUE SISTEMA DE SALUD DEPENDE DEL TRANSPORTE AÉREO

En ese contexto, describen como el SAGE ha incluido a los trabajadores del transporte junto con otros sectores esenciales fuera de prestadores de servicios de salud y educación como, por ejemplo, la policía.

Además, destacan cómo el sistema de salud en toda América Latina y el Caribe depende en gran medida del transporte aéreo para la entrega de suministros y que, a diferencia de otras partes del mundo, por ejemplo, América del Norte o Europa, existen pocas alternativas como carreteras o el ferrocarril que puedan proporcionar un transporte rápido, seguro y fiable, especialmente cuando se requieren consideraciones especiales como la refrigeración y el enfriamiento.

En ese sentido, señalan que, según sus cálculos, son necesarias hasta un equivalente de 8 mil aviones cargueros del tipo Boeing 747 para que se puedan distribuir las vacunas.

Las organizaciones destacaron la importancia de este servicio. Foto La Hora/ Gene J. Puskar/AP.

Por lo tanto, afirman que resulta esencial que se tenga la mano de obra calificada para garantizar el funcionamiento de la cadena logística.

«La industria de la aviación proporciona una conectividad vital en la región de América Latina y el Caribe y la fuerza de trabajo de la aviación es esencial para garantizar la distribución a tiempo de la vacuna», dijo Peter Cerdá, vicepresidente Regional para las Américas de IATA.

TRABAJADORES DE LA INDUSTRIA SON ESENCIALES

Rafael Echevarne, Director General de ACI-LAC, afirmó que los aeropuertos son centros clave en la cadena de distribución mundial de vacunas y equipos en la lucha contra el COVID-19.

Además, explicó que aunque se ha demostrado que es posible reanudar las actividades siguiendo los protocolos adecuados, confían en que la vacunación permitirá que todos se sientan seguros en diferentes entornos y, principalmente, permitirá como sociedad recuperar innumerables sectores económicos y millones de puestos de trabajo que actualmente se encuentran abatidos.

LEA: Innovación, comercio electrónico y servicios, las oportunidades que dejó la pandemia

“Considerar a los trabajadores de la industria como esenciales durante las campañas de vacunación es clave para fortalecer estos esfuerzos que se traducirán en bienestar económico y social para la población. Vemos que los pilotos de los Estados Unidos recibirán la vacuna y hacemos un llamamiento para que nuestra región incluya a todo el personal de aviación en las campañas», comentó José Ricardo Botelho, Director Ejecutivo y CEO de ALTA.

En el comunicado mencionan que la reciente 76ª Reunión General Anual (AGM) de IATA también aprobó por unanimidad una resolución en la que sus miembros piden a los gobiernos que garanticen que se dé prioridad al personal de la aviación en la vacunación contra el COVID-19, una vez que se disponga de tratamientos seguros y se haya protegido a los trabajadores de la salud y a los grupos vulnerables.

La intención, según mencionan, también es recuperar la confianza en el servicio. Foto La Hora
Grecia Ortíz
Periodista y Comunicadora de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Reportera para el Diario La Hora desde 2015. En la actualidad realiza contenido para La Hora Voz del Migrante, en temas de interés para la comunidad migrante en Estados Unidos.
Artículo anteriorMaría Eugenia Gordillo, la primera guatemalteca en recibir la medalla Ohtli
Artículo siguienteRepresentante de migrantes visita aldeas afectadas por Eta e Iota en Chisec