EL MINISTERIO DE GOBERNACIÓN ACCIONARÁ CONTRA PROFESIONALES QUE INCURRAN EN TRASLADOS ANÓMALOS

Inacif realizó más de 1 mil 900 evaluaciones médicas a reos ¿Cuántos verdaderamente ameritan traslado a un hospital?

POR MARIELA CASTAÑÓN
mcastanon@lahora.com.gt

Entre el 1 de enero y el 16 de marzo de 2016, el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) realizó 1 mil 915 reconocimientos médicos para determinar el estado de salud de personas privadas de libertad en su mayoría, quienes requirieron atención médica o traslado a un centro asistencial, sin embargo, está demostrado que no en todos los casos es necesario que un detenido sea hospitalizado, sino es una argucia de reos, abogados y médicos para evitar la cárcel, por eso el Ministerio de Gobernación (Mingob) anunció que accionará contra profesionales que se presten a actos anómalos.

“Cynthia Jeanette Cardona Sandoval se encuentra agudamente enferma con un problema de úlcera gástrica duodenal activa con hemorragia gastrointestinal superior. Necesita ser hospitalizada de emergencia en el centro asistencial que la honorable juez decida para estabilizarla con tratamiento intravenoso y que se le realicen los exámenes de endoscopia superior y hematología, necesarios para evitar un deterioro físico que ponga en riesgo y en peligro su vida”, detalló un informe forense emitido en febrero pasado por el médico del Inacif, Pedro Adolfo Ciani.

Cardona Sandoval fue detenida el 17 de diciembre del año pasado junto a tres hombres y dos mujeres en la zona 10, por transportar en un vehículo US$1 millón. Después de esa fecha ha permanecido recluida en una cárcel de mujeres y el mes pasado buscaba evadir su encarcelamiento y ser hospitalizada.

El abogado defensor de Cardona, Claudio Paolo Álvarez pretendía agilizar la hospitalización de su defendida; presentó una exhibición personal por la demora con que el Sistema Penitenciario (SP) “atendió la emergencia”, según fuentes oficiales.

La premura por el requerimiento y las incongruencias observadas en lo consignado en el informe del médico forense, despertaron dudas en fiscales del Ministerio Público, quiénes acudieron a un médico privado y otro profesional del Inacif, y confirmaron que Cardona no necesitaba hospitalización y su vida tampoco corría peligro.

La evaluación de Cardona Sandoval es parte de los informes emitidos por Inacif este año. (Lea el recuadro reconocimientos médicos).

“APROVECHAN PREMISA DE ENFERMEDAD”

El pasado 8 de marzo, el viceministro de Seguridad, Ricardo Guzmán, admitió que existen anomalías en las peticiones de algunos privados de libertad, quienes fingen estar enfermos para ser hospitalizados.

“Se han hecho coordinaciones de muy alto nivel con el Ministerio de Salud, el Organismo Judicial (OJ), el Inacif, Mingob, SP, Ministerio de la Defensa y Policía Nacional Civil, en virtud que hemos observado que algunos privados de libertad se han aprovechado de la premisa de una enfermedad para conseguir trasladarse a un centro -asistencial- donde la seguridad estaría más vulnerada”, admitió Guzmán.

El funcionario explicó en aquella ocasión, que en una semana se solicitaron tres traslados de reos de quienes se sospechaba podrían fugarse.

“Hemos tenido en menos de dos semanas el traslado de tres privados de libertad de un nivel muy alto de probabilidad de fuga, por su perfil. Creo en la necesidad de tener la coordinación de todas las instituciones para velar para que no se fuguen. Una de ellas aprovechó un peritaje para indicar que estaba bajo una emergencia de vida, ante la sospecha de la misma dirección de ese centro penitenciario sobre que esta persona no padecía de ninguna enfermedad”, indicó.

El vicetitular de Seguridad manifestó su preocupación por la situación y se refirió al caso de Cardona Sandoval.

“Ante la alarma se hicieron las coordinaciones con el hospital privado a donde fue trasladada -Cardona-. Hubo una orden de juez ante la emergencia que indicaba el peritaje. El MP solicitó de nuevo un análisis médico forense del Inacif y se pudo observar que no tenía tal enfermedad; sin embargo, ya existía una orden de juez, incluso presentaron una exhibición personal porque se estaba atrasando el traslado. ¿Se imaginan ustedes si a alguien lo detienen con US$1 millón cuáles son sus oportunidades de poder fugarse? posiblemente sean muchas”, refutó.

Guzmán advirtió que accionarán contra profesionales que con “falsedades” procuren traslados de reos a centros asistenciales, incluso ya se iniciaron investigaciones por algunos casos específicos. (Lea el recuadro ¿Cómo se autoriza el traslado de un recluso a un hospital?

¿QUÉ DICE EL INACIF Y EL COLEGIO DE ABOGADOS?

La Hora intentó obtener una declaración de Jorge Cabrera y Sergio Rodas, director y jefe del Departamento Técnico Científico del Inacif respectivamente, pero no fue posible, debido a la cantidad de actividades programadas de ambos funcionarios.

Por otro lado, fue consultado Roberto Garza, portavoz del Inacif, quién explicó las medidas tomadas en el caso de Ciani.

“Hay una supervisión en contra de él -Ciani- porque había cuatro dictámenes evaluando a la misma persona; había varias evaluaciones realizadas por él a la misma persona, sin embargo, él ya no labora en el área clínica, ahora tiene un trabajo en una sede departamental, es decir que ya no emite informes desde que se le trasladó”, afirmó Garza.

El portavoz dijo que mantienen controles de supervisión sobre el personal que emite informes. Actualmente hay 20 médicos en el área clínica para efectuar todo tipo de análisis.

“Nosotros contamos con un departamento de Supervisión, cuando existe una queja por parte de un ciudadano que recibió maltrato de un médico o existiera alguna denuncia, el departamento investiga qué realizó el médico forense o qué dejó de realizar”, afirmó Garza.

Por otro lado, Marco Antonio Sagastume, director del Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala (CANG), explicó que también existen controles para sancionar a abogados que incurren en actos que violentan el código de ética interno, actualmente se conocen varios casos, aunque no precisó el número.

“Nosotros tenemos un código de ética y cuando se conoce que alguien que ha incurrido en una acción de esta índole se somete al Tribunal de Honor, por violación a nuestras normas éticas. Ahorita tienen una cantidad increíble de casos como nunca”, dijo Sagastume.

TRASLADOS ORIGINAN PROBLEMAS

Alfonso Cabrera, ministro de Salud, admitió que los traslados de reos originan problemas y por tanto se creó una Comisión integrada por diferentes representantes de cada institución involucrada en el tema.

“La comisión ha abordado la dificultad para el traslado de los reos, de la conveniencia o no de tener una clínica en cada centro de detención, tiene que ver varias instituciones y se está trabajando en eso. Hasta donde yo los dejé fue haciendo un diagnóstico de la situación y proponer mejores soluciones”, indicó Cabrera.

El titular de la cartera de Salud enfatizó en que hay reos de perfil criminal peligroso que representan un riesgo para la vida de los pacientes y de los médicos que los atienden.

“Creo que todo depende de la peligrosidad del reo, porque hay reos que no tienen mayor problema, pero otros son muy peligrosos. Lo ideal sería que fueran atendidos en clínicas -en las cárceles- pero como usted sabe eso implicaría montar clínicas y personal, eso es lo que se está autorizando con las diferentes instituciones”, dijo.

Algunos antecedentes de los problemas originados por el traslado de reos datan desde hace varios años.

El 10 de marzo de 2015, un grupo de delincuentes lanzó una granada de fragmentación frente al Hospital San Juan de Dios para atentar contra guardias de Presidios que se encontraban parqueados a inmediaciones de este nosocomio y en espera del recluso Alexander Ochoa Mejía; debido a las molestias provocadas por las restricciones en las visitas y el ingreso de encomiendas en las cárceles. El atentado provocó la muerte de cuatro personas y alrededor de 30 heridas.

El 13 de junio de 2011, varias llamadas alertaron a representantes del Hospital San Juan de Dios, que amenazaron con liberar a Ludwin Alberto Celada Galdámez, sino era atendido inmediatamente. Celada fue sindicado por las autoridades de ser integrante de una estructura criminal.


¿Cómo se autoriza el traslado de un recluso a un hospital?

Ángel Pineda, portavoz del Organismo Judicial, explicó que con base en lo que establece el Código Procesal Penal, la Ley del Régimen Penitenciario y la Ley Orgánica del Inacif, los jueces atienden las peticiones de los reos que requieren traslados a hospitales.

“El Código Procesal Penal regula que todos los sujetos procesales pueden hacer un requerimiento en ese sentido, incluso para una audiencia en específico, de esa cuenta si de alguna forma la persona reclusa necesita atención médica puede ser en dos circunstancias: una de manera regular por alguna enfermedad o por chequeo o cuando sucede una situación de gravedad”, refirió.

Según Pineda, debido a que Presidios carece de un lugar específico para atender a los privados de libertad, deben ser llevados a un hospital.

“Existe la obligación de parte del Sistema Penitenciario tener dentro de los lugares de privación de libertad alguna especie de lugar para que las personas puedan ser atendidas, sin embargo, hay situaciones médicas que ameritan el traslado a un centro hospitalario. Cuando se solicita hay dos circunstancias que la ley obliga a tener en cuenta, uno es el dictamen del médico forense y el otro la autorización del Ministerio Público”, dice el portavoz

El funcionario agregó: “Lo que utiliza el juez para eso es el dictamen o el peritaje del médico del Inacif y que no exista una oposición por parte del MP, con esas dos circunstancias el juez no debiese denegarlo. Puede existir alguna circunstancia con que el juez no esté de acuerdo con el peritaje o pida otro, pero me decían que en la práctica casi no se da porque confían en la capacidad del médico que está desarrollando el peritaje”, indicó Pineda.