Ileana, impulsora de reto de baile viral, es migrante guatemalteca y cuenta su historia


Por Grecia Ortíz
gorti@lahora.com.gt

El baile ha sido un aspecto esencial en la vida de la guatemalteca Ileana Pineda, quien desde Estados Unidos motivo a decenas de connacionales a olvidarse de los momentos complejos y moverse al ritmo de la música disco. Esta es su historia.

Aunque lejos de su familia y de la tierra de donde es originaria, Pineda cuenta que siempre lleva a Guatemala en el corazón y por eso se siente feliz de ver la algarabía que generó el reto COVI-DANCE 2020 a la que diferentes medios de comunicación le dieron cobertura, principalmente porque los vídeos se hicieron virales en redes sociales, todo esto desde una página de Facebook que ella impulso junto a sus seres queridos.

En entrevista para La Hora Voz del Migrante, mencionó que decidió migrar cuando era muy joven, en parte impulsada por una amiga y de su tiempo en el país recuerda que cada vez que podía iba a bailar a alguna discoteca, así que la música siempre la ha acompañado.

La connacional vive en Los Ángeles y recuerda que su primer trabajo como migrante fue el de la costura, dado que ya sabía no se le dificulto, luego pensó en tomar otros empleos en los que limpiaba casas, oficinas y apartamentos.

De momento, dice que ya son 15 años trabajando en mantenimiento.

COMPARTE CON SU FAMILIA

Pero vivir en el extranjero no ha sido sencillo para ella, pues debido a que debía continuar trabajando no pudo estar cerca de su mamá cuando enfermo y murió, luego falleció su hermano y eso dice que la deprimió mucho.

“Es difícil estar en este país porque deja uno su familia, tradiciones todo, aquí no hay Semana Santa como allá, no hay alfombras no se celebra nada para el 24 o 31, se tiene que encerrar uno en su apartamento, no se toma importancia a los regalos. Uno de grande quisiera estar con su familia, pero la necesidad lo tiene a uno acá”, contó.
Ileana dice que cuando no se tiene dinero, se entiende a quien vive en condiciones de pobreza. Añadió que siempre ha apoyado económicamente a sus hermanos y también les envía regalos y eso a ella le da alegría.

Por eso dice que el fin siempre es ayudar a los demás.

ASÍ DESTACÓ CON INICIATIVA DE BAILE

Sobre el reto de COVI-DANCE, por el que decenas compartieron vídeos bailando al ritmo de la música disco, dijo que todo, “era un juego que empezó entre la familia y eso nos tiene bien ocupados, vino a ayudar a mucha gente y se pusieron contentos”.

La guatemalteca tiene varios años que no sale a divertirse, pero hace días cuando le hablo a uno de sus hermanos le sugirió que bailaran mediante videos, sin embargo, fue su hermana pequeña la que salió en los primeros vídeos que luego se compartieron.

Desde entonces, dice que más familiares y conocidos, le escribieron interesados en enviar sus vídeos bailando música disco, muchos de ellos que fueron bien recibidos y ya se han compartido en otros países en donde recibieron con buen humor la iniciativa de la guatemalteca.

Luego crearon un perfil de Facebook, con el nombre de COVI-DANCE 2020, en donde conocidos y amigos les envían las piezas que bailan, eso sí, todos deben ser de música disco, como la que ellos disfrutaban en hace varios años.

Ahora ante los múltiples mensajes que reciben en redes sociales, dice que ha recibido ayuda de sus sobrinos para responder a todos los que le escriben.

“Soy de la Parroquia –zona 6- en una discoteca y me iba con todas mis amigas de la cuadra, nos gustaba bailar y a mí me llegaban a sacar de ahí… ahora que tengo está página me reencontré con muchos amigos que no veía”, refirió.

HA VIVIDO MOMENTOS DIFÍCILES, PERO HA SALIDO ADELANTE

Ahora cuando ve a tantas personas interesadas en lo que iniciaron, cuenta que al principio no lo creían e incluso sus familiares han mostrado asombro por lo bien que han recibido la iniciativa.

El reconocimiento de la guatemalteca también llego a oídos del cónsul de Los Ángeles, Tekandi Paniagua, con quien Ileana platicó para contarle más sobre su vida en el extranjero.

Previo a la muerte de su mamá y hermano, la guatemalteca disfrutaba del baile, pero después paso una época de depresión de la que le ha costado salir, pero finalmente encontró fuerzas para salir adelante.

“Con la depresión de mi mamá y mi hermano baje de peso, me afecto mucho en mi salud mis hijos estaban afligidos por mí, estuve mal, estuve en tratamiento”, recordó.

Y aunque la vida no ha sido nada sencilla para la connacional, ha sabido salir adelante con el apoyo de sus seres queridos que la impulsan a seguir adelante, bailar sin duda ha sido una medicina para el alma en la vida de Ileana.

“El baile siempre me ha gustado a mí, siempre, siempre mi mamá nos iba a sacar a las discos cuando íbamos, guardo muy buenos recuerdos y memorias de toda mi vida en Guatemala… todo era por bailar”, puntualizó.

Ver más MIGRANTES CONTIGO