Ideas de cómo el líder puede usar preguntas

Raymond J. Wennier

Comparto hoy unas ideas de cómo el líder puede usar las preguntas como estímulo a la participación de sus colaboradores. Es importante también que el líder sepa escuchar las respuestas para por medio de ellas, conocer cómo piensan las personas que forman su equipo y cuáles son las razones de su comportamiento.

Una de las acciones más importantes que el líder debe tener siempre presente y ejecutar en su momento, es liberar los pensamientos y los sentimientos de sus colaboradores. En realidad, esa acción es un reto que muchos líderes tratan de evitar o abordar parcialmente dejando así los problemas a otras personas y en otros momentos.

Como un ejemplo veamos el caso en el que durante una sesión con los colaboradores, el líder presenta el plan de trabajo en el que participa un cambio que va a afectar a todos los miembros del equipo. Al final pregunta si hay preguntas o preocupaciones al respecto. La poca, o ninguna participación de las personas al terminar la reunión indica que las cosas no salieron como se pensaron y como fueron planificadas. El líder se pregunta por qué los miembros del equipo no hablaron y no opinaron. Sencillamente este resultado refleja la ausencia de una preparación previa.

“We need leaders who will push the boundary when it would be easier to let it go”. El líder debe tener el coraje de hacer las preguntas duras y tener respuestas que a lo mejor no quiere escuchar pero que sabe debe hacerlo.

Recordemos que es trabajo del líder liberar los pensamientos, sentimientos y creencias de sus colaboradores. Solamente sobre esta base de comunicación se alcanzarán los consensos indispensables para decir que se trabaja en equipo. A continuación apunto una serie de preguntas que no sólo son duras sino que ayudan a cumplir con las tres acciones mencionadas.

* Estoy seguro que este cambio es incómodo pero pienso que es necesario. Hablen sobre él. ¿Qué está pensando cada uno de ustedes?
* ¿Quiénes sienten tensión y tienen dudas mientras estamos en este salón discutiendo este plan de trabajo? ¿Se sienten ustedes parte de él?
* ¿Realmente creen en esas metas? ¿Vale la pena ejecutarlas?
* ¿Apoyan este plan? ¿Verdaderamente están de acuerdo con los resultados proyectados en este plan?

Otras preguntas y solicitudes dirigidas a los miembros del grupo y que permiten la interacción entre el jefe y sus colaboradores, serían:

* Ahora, por favor díganme qué es lo que verdaderamente está pensando cada uno de ustedes.
* Cuéntenme por qué es tan importante para ustedes.
* Por favor expresen sus sentimientos al respecto.
* Denme su opinión sobre lo que está pasando aquí.

El verdadero líder es aquella persona que está dispuesta a hacer las preguntas difíciles y a enfrentar las consecuencias de recibir respuestas honestas.

Creo que todos los jefes de una organización, sus líderes, tienen que convertirse en expertos formuladores de preguntas, capaces de generar respuestas honestas que originen acciones de beneficio institucional.