ICE reporta muerte de guatemalteco bajo custodia en Louisiana

ICE confirmó la muerte del connacional. Foto La Hora

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés), informó ayer de la muerte de un hombre guatemalteco que se encontraba bajo custodia y que había sido hospitalizado en Monroe Lousiana desde el 26 de febrero y que falleció el 15 de julio. El migrante no falleció a causa del COVID-19.

De acuerdo con el comunicado de prensa de ICE, el connacional se encontraba en el Centro Correccional de Catahoula, fue trasladado a un centro asistencial en febrero y murió tras varios meses.

El guatemalteco de acuerdo con ICE es identificado como Luis Sánchez-Pérez, de 46 años, también conocido como Mauricio Hernández-Cabrera, de 52 años, quien fue declarado muerto a las 11:45 am hora local por profesionales médicos en el Centro Médico Ochsner LSU Monroe, donde había estado recibiendo atención hospitalaria.

LEA: Trump al criticar a demócratas, recuerda el ACA y lo considera “grande”

“El informe preliminar del personal médico del hospital determinó que la causa de la muerte fue un shock séptico por pseudomonas que condujo a un paro cardiopulmonar”, explicaron.

INGRESÓ EN DOS OPORTUNIDADES A EE. UU.

ICE aseguró que notificaron al consulado guatemalteco y a los familiares de Sánchez-Pérez y a las agencias apropiadas de acuerdo con los protocolos de la institución, además, resaltaron su compromiso con la salud y el bienestar de todas las personas que están bajo su custodia.

“Las muertes bajo custodia de ICE, estadísticamente, son extremadamente raras y ocurren en una fracción del promedio nacional para la población detenida en los Estados Unidos”, destacaron.

LEA: Minex: Gobierno crea fondo especial para repatriación de fallecidos por COVID-19

De acuerdo con los registros de ICE, los oficiales de la oficina del Enforcement and Removal Operations (ERO), el 29 de enero capturaron al guatemalteco que se encontraba en custodia después de su liberación de la custodia penal local en el condado de Hamilton, Tennessee, en virtud de su arresto por las autoridades locales el 25 de enero por conducir bajo la afluencia de alcohol.

“Sánchez-Pérez fue previamente removido de los EE. UU. a Guatemala en julio de 1998 y noviembre de 2001. Posteriormente volvió a ingresar ilegalmente a los EE. UU. Después de la expulsión, lo cual es un delito grave según la ley federal. En el momento de su muerte, Sánchez-Pérez estaba esperando el restablecimiento de su orden de expulsión a Guatemala”, informaron.