HRW describe “normas draconianas” del Gobierno cubano sobre médicos en misiones

Una brigada de profesionales de la salud cubanos Foto La Hora: AP/Ismael Francisco/Archivo

Por Marcela Castillo

“Exceso de horas”, limitaciones en salarios y temor a represalias si se niega a participar en misiones son algunas de las declaraciones que ha recibido Human Rights Watch por parte de médicos cubanos que participan en misiones en el extranjero. El gobierno cubano ha impuesto “normas draconianas” que vulneran los derechos fundamentales de los profesionales realizando misiones sanitarias, indica la organización en un comunicado publicado hoy.

Los profesionales en el extranjero pueden recibir sanciones por entablar “amistad” con las personas que tengan “opiniones hostiles o contrarias a las de la revolución cubana”, según indican en el comunicado emitido.

La Resolución 168 impuesta por el Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de Cuba indica que los trabajadores de salud también deben reportar a sus superiores “sus relaciones amorosas”, es otro los puntos que resalta HRW.

LEA: Salud Pública descarta un segundo confinamiento en España

Las sanciones a las que se exponen los trabajadores sanitarios realizando misiones pueden ser desde la retención de salario hasta la expulsión de la misión y retorno al país de origen. Según la Organización de las Naciones Unidas, tanto las pautas reglamentarias como las sanciones son inhumanas, según consigna la organización en el comunicado.

El abandono del trabajo también puede ser sancionado hasta con 8 años de cárcel. Por otro lado, algunos de los trabajadores sanitarios en el extranjero han testificado que, dicho “abandono” también puede ser motivo para prohibirles la entrada a Cuba por ocho años, algo que no se ve reflejado en la legislación cubana, es otro de los aspectos que puntualizan en su informe.

Los gobiernos que soliciten la asistencia de médicos cubanos para colaborar con la pandemia del COVID-19 deben exigir al gobierno cubano una reforma de las leyes que vulneran derechos como el libre movimiento, la libertad de expresión y la privacidad. Los gobiernos que no denuncian estas condiciones laborales son “cómplices”, indica la organización Human Rights Watch.

Médicos y paramédicos de Cuba llegan al aeropuerto de Malpensa de Milán, Italia. Foto La Hora/AP/Antonio Calanni.

Desde el inicio de la pandemia del COVID-19 en marzo, Cuba ha enviado alrededor de 1.500 trabajadores de salud a distintos países para brindar ayuda en este momento de crisis. Una cifra que se suma a los 30.000 médicos cubanos trabajando fuera del país, es una de las cifras que resalta lo informado por HRW.

En 60 años, Cuba ha enviado un total de 400.000 a 164 países para luchar contra crisis de corto plazo, desastres naturales y ahora, la pandemia del COVID-19.