Inicio Opinión Opinión ¿Tanto es el miedo?

¿Tanto es el miedo?

por -
0 806
¿Tanto es el miedo?

Cada quien nos queremos convertir en acérrimos crí­ticos y no encontramos cosas buenas en nuestros compañeros que piensan distinto, ese divisionismo está causando con caudas incalculables, el que cada vez menos y menos ciudadanos honorables estén manifiestamente dispuestos a participar.

Carlos Asturias

Este perí­odo en el que nos estamos sumergiendo necesita de un patriotismo sin parangón, claro que no todos son de nuestro criterio, pero, ¿seré yo el equivocado o el otro ciudadano? No comprender que el agujero de la zona seis o el asesinato de ciudadanos salvadoreños es a todas luces un tema muy de moda y necesario, pero Guatemala cuenta con 22 departamentos con problemas individuales cada uno, los cuales deben ser de atención debida y cuando queramos llorar sólo el narco podrá ejercer su poderí­o económico.

Se ha hablado de la cárcel de El Boquerón, y aunque en mi trabajo de supervisión de puentes en Chiquimulilla era mi paso obligado, por el famoso lugar de El Boquerón, jamás me di cuenta que existiera ninguna cárcel y peor de alta seguridad, probablemente en Cuilapa sí­, pues el tal Boquerón queda en la carretera que del puente Los Esclavos conduce a Chiquimulilla, es decir, al sur y allí­ es bastante desolado, sin ninguna infraestructura de apoyo, por cualquier eventualidad o desorden.

Ruego se disculpen mis elucubraciones, pero mi función no era de cuidador de seguridad, sino supervisor de ejecución de puentes, para FIS, lo cual y por un sinnúmero de publicaciones después de un atraso indebido serí­a cancelado, hasta se publicaron tiempos para terminar el gran número de obras inconcluso, y ahora un mes después no pagan, pues no se ha publicado en el diario oficial, total dando vueltas sobre el mismo tópico o atol con el dedo mientras se sigue jugando con las obligaciones del Gobierno central.

Mi miedo es, sin lugar a duda alguna suponiendo que no hubiese ninguna autoridad, sobre todo la nombrada al dedo por el Presidente, quien podrí­a asumir la responsabilidad, tal es el caso de Petén, que hace ya más de un mes carece de gobernador, convirtiéndose en una nave al garete y bajo el control de los que ya nos imaginamos, o que se trate de criticar a Nineth Montenegro, por un muertito que aparece en su listado, ¿Cuántos podrán haber en el partido UCN original, del que hubo que depurar a sus diputados por los extremos de corrupción a que se hallaba sometido en su congreso, o el de Vinicio del cual ya han muerto una gran cantidad de viejos seguidores? El Tribunal Electoral, al igual que el Ministerio Publico, la SAT, bien gracias.

En Guatemala el miedo es parte de nuestra formación ciudadana, y colorí­n, colorado, que este cuento se ha acabado.

Recomendados