Inicio Guatemala Reportajes y entrevistas Sin responsables

Sin responsables

por -
0 593
Sin responsables

MIENTRAS POBLADORES DE SAN ANTONIO SIGUEN EN EL OLVIDO, AUTORIDADES AíšN NO INICIAN TRABAJOS NI ASUMEN RESPONSABILIDAD

Jorge Raúl Sente
jsente@lahora.com.gt

El hundimiento registrado en el barrio San Antonio, zona 6 capitalina, el cual le costó la vida a tres ciudadanos guatemaltecos, aún continúa sin que alguna institución se haga responsable del colapso.

Por su parte el ingeniero Jorge Mario González, del Colegio de Ingenieros de Guatemala, indica: “Una de las primeras hipótesis que maneja el Colegio de Ingenieros es que el hundimiento registrado en el barrio San Antonio, zona 6, es debido a la falta de mantenimiento en los colectores de aguas servidas y pluviales. No es el momento de buscar culpables sino de buscar los mecanismos que lleven a reparar el daño ocurrido y evitar que suceda un mayor desastre”.

Lo que al Colegio de Ingenieros le preocupa, en primer lugar, son los seres humanos que habitan en el sector, porque si la primera hipótesis fuera verdadera y llega a caer el invierno se registrarí­a otro hundimiento, y eso es lo preocupante, pero si nos equivocamos ¡excelente!, ya que no pasa nada, ahora que no estamos en temporada de lluvia; pero si la hipótesis es correcta, con las primeras lluvias podrí­amos tener otra catástrofe en otro punto; a uno de los colectores las autoridades municipales lo conocen como “RMR”, el cual lleva el agua de la colonia La Reformita, zona 12, Mariscal y la Roosevelt.

Como segundo punto indica el ingeniero: “Es la irresponsabilidad con que las instituciones han manejado el asunto, ya que desde las primeras horas que se dio el problema todos estaban más preocupados de cómo evadir la responsabilidad que en buscarle una solución. El Colegio de Ingenieros quiere dejar claro que de alguna manera le molesta la irresponsabilidad de las instituciones en asumir sus propias responsabilidades.

En tercer punto, la falta de coordinación entre dos entes tan importantes como lo son el Gobierno central y la Municipalidad capitalina, ya que no es un secreto que exista un divorcio entre el Gobierno y la comuna, que de alguna manera entorpece una función muy importante como lo es el desarrollo de la región metropolitana. Dentro de la Constitución de la República está contemplado el desarrollo de la región metropolitana, la cual compone toda la región urbana que rodea la ciudad capital.

De acuerdo con la Constitución Polí­tica de Guatemala, en su artí­culo 231, se establece la creación de la región metropolitana, la cual tendrá a la ciudad de Guatemala como cabeza de esta área. “Lo relativo a su jurisdicción territorial, organización administrativa y participación financiera del gobierno central, será determinado por la ley en materia” reza dicho artí­culo.

Otro punto donde se marca la falta de coordinación es en el acuerdo emitido por el Gobierno central, que indica: “recomendar a las autoridades de la Municipalidad de Guatemala la planificación, el uso adecuado del suelo y ordenamiento territorial de alto riesgo de acuerdo a sus caracterí­sticas. En el inciso F señala: promover la generación de nuevos estudios de investigación para ahondar y obtener más información técnico-cientí­fica como un estudio del caso que puede servir para los análisis de la red de drenajes municipales y empresas privadas en la república de Guatemala.

En el inciso G: solicitar a la Municipalidad la aceleración de los trabajos de reconstrucción y rehabilitación de los sistemas de los colectores de drenaje en vista de la cercaní­a de la temporada de lluvias en el paí­s.

En el acuerdo está claro que el Gobierno central está solicitando a la Municipalidad de Guatemala acelerar los trabajos de reconstrucción, dejando claro que la responsable de los trabajos de reconstrucción es la Municipalidad y la que está realizando los trabajos es la Conred, con lo cual se podrí­a tomar con que la Municipalidad está evadiendo la responsabilidad, ordenada por el Presidente de la República. Y esto es preocupante porque el dí­a de mañana que colapse el trabajo que están haciendo ¿qué va a decir la Municipalidad? “No es culpa nuestra, ya que la Conred fue la que coordinó los trabajos, rehuyendo su responsabilidad, y eso no lo dice el Colegio de Ingenieros, ya que lo dice el mismo acuerdo, que es la Municipalidad la que tiene que ver los trabajos de reconstrucción y rehabilitación de los sistemas de colectores de drenajes.

Como cuarto punto, según el ingeniero, serí­a la falta de comunicación de parte de la Municipalidad hacia sus vecinos, ya que nosotros no hemos tenido acceso a información porque ellos se han visto obligados de alguna manera a trasladárnosla, puesto que de lo contrario tanto ustedes, como medio de información, están ’en gallo’ de lo que está pasando, porque si ellos dicen que nosotros estamos equivocados en nuestra primera hipótesis por qué no informan a la ciudadaní­a de la forma exacta en que trabajan los colectores. Tenemos cierto número y su capacidad de aguas servidas es la indicada o se está trabajando en la construcción de nuevos colectores a fin de evitar este tipo de problemas.

Como quinto punto, el ingeniero González apunta: “Es que le entren al problema con celeridad, ya que ya estamos próximos a la temporada de lluvia, y si estamos en lo correcto se puede dar una catástrofe en otro punto”.

Declaraciones brindadas por el presidente del Colegio de Ingenieros de Guatemala, ingeniero Jorge Mario González, quien trabajó 14 años para el departamento de acueductos y alcantarillados de la Dirección General de Obras Públicas.

Por otra parte, autoridades de la comuna indicaron que en el punto del hundimiento habí­a una falla tectónica, cosa que según un informe elaborado por el director general del Insivumeh, dentro de los aspectos más relevantes de los resultados del informe se pudo verificar que no hay indicaciones de una falla geológica en el sitio del hundimiento del barrio San Antonio, zona 6 de esta capital, y que no hay indicios de desplazamiento de falla en esa vecindad, y que no existe actividad sí­smica puntual en esa zona por lo menos desde hace 25 años que fuera capaz de provocar el hundimiento.

La Defensorí­a del Medio Ambiente y del Consumidor y Usuario, a través del licenciado Gustavo Adolfo Ovalle Armas, solicitó el apoyo técnico cientí­fico en relación a los distintos casos de violación a los derechos humanos ambientales que la Defensorí­a del Ambiente y del Consumidor está conociendo, como lo es el colapso del colector del barrio San Antonio, zona 6.

Por su lado, los vecinos…

Los vecinos del barrio San Antonio, zona seis, no podrán celebrar la Semana Santa como lo hací­an en años anteriores, y por el contrario permanecen con la incertidumbre de lo que pueda ocurrir con sus viviendas, debido a que la tierra se encuentra húmeda y estas pueden derrumbarse.

El estado de calamidad fue decretado por el Gobierno de la República, fue publicado a través del Decreto Gubernativo 1-2007 con fecha miércoles 14 de marzo del presente año, pero al dí­a de hoy los trabajos han comenzado con lentitud, tomando en cuenta que el Ministerio de Finanzas Públicas no ha trasladado los fondos necesarios a la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) para la ejecución de los trabajos.

Esta es la apreciación del señor Armando Aguilar, representante de los vecinos afectados, cuyas viviendas ubicadas de la octava y novena calles entre 23 y 25 avenidas, se encuentran en estado inhabitable, por lo que se han trasladado a viviendas de familiares en otros sectores capitalinos.

Los albergues temporales que fueron instalados ya no están funcionando y las familias instaladas han tenido que mudarse, agrega Aguilar, a lo cual se debe de agregar la falta de seguridad por parte de la Policí­a Nacional Civil (PNC), cuyos elementos permanecen únicamente durante el dí­a y en la noche se retiran, dando oportunidad a los delincuentes para que cometan robos en las viviendas desocupadas.

En el lugar también se carece de presencia de elementos de la Empresa Metropolitana Reguladora de Transporte (Emetra) y de rótulos de señalización, lo cual ha provocado percances.

La noche de ayer, un vehí­culo cayó al fondo de un pozo, resultando lesionado el piloto, quien por su estado delicado de salud no fue identificado al momento de ser trasladado a un centro asistencial por los Bomberos Voluntarios, agregó Aguilar.

“Afortunadamente los trabajadores habí­an salido del pozo minutos antes, pues de lo contrario se lamentarí­a su fallecimiento”, agregó Aguilar.