Inicio Guatemala Actualidad Sigue violencia en buses

Sigue violencia en buses

por -
0 600
Sigue violencia en buses

Agentes de la policí­a custodian el área del crimen en uno de los ataques a buses perpetrados hoy.

Este dí­a se registran dos hechos violentos en unidades del transporte público, el resultado fue de dos personas muertas y una herida.

Mariela Castañon
lahora@lahora.com.gt

El primer suceso se originó en el km 8.5 carretera al Atlántico, en donde Marco Tulio Aquino Toc, de 49 años, conductor del bus que se dirigí­a del Mercado La Parroquia hacia San José del Golfo, murió a consecuencia de varios impactos de bala que le acertaron dos individuos.

Según versiones de testigos, los supuestos homicidas se subieron al bus en San Rafael, poco después atacaron al piloto. Debido a que el conductor perdió el control del automotor, colisionó contra otros dos vehí­culos que circulaban alrededor; a pesar de esto no se reportaron heridos.

Por otro lado, en la 1a avenida y 1a calle del asentamiento Loma Blanca, zona 21, en un bus que se dirigí­a hacia El Trébol, una persona murió y otra resultó herida. El fallecido fue identificado como Elder Dí­az Cordero de 20 años, mientras que el herido fue Jeremí­as Oziel Puac Hernández de 26 años, quien fue trasladado al Hospital Roosevelt.

Versiones policiales dan cuenta que el ataque en contra de dichos jóvenes podrí­a ser parte de una riña entre pandillas que operan en el sector.

REPUDIO


El incremento del número de asesinatos de pilotos y ayudantes del servicio de transporte público preocupa a los representantes de organizaciones sociales, que ante las continuas amenazas de estos hechos, esperan que las autoridades y las fuerzas de seguridad respondan con planes integrales de seguridad.

De acuerdo con Mario Polanco, director del Grupo de Apoyo Mutuo (GAM), el número de asesinatos de trabajadores del transporte público se incrementó desde el año pasado.

De acuerdo con los registros del GAM, hasta agosto del año pasado fueron muertos 51 pilotos, mientras que en el presente se reportan 94 asesinatos.

Nery Rodenas, de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado, recomendó la creación de planes integrales de seguridad para proteger a los usuarios y trabajadores de los autobuses.