Inicio Internacional América Movimiento Ocupemos reaviva debate sobre quema de bandera

Movimiento Ocupemos reaviva debate sobre quema de bandera

por -
0 466
Movimiento Ocupemos reaviva debate sobre quema de bandera

inter30_7

Mucha de la gente que estaba afuera del ayuntamiento de Oakland gritaban “¡Quémala! ¡Quémala!” mientras manifestantes enmascarados se preparaban para prender fuego a una bandera estadounidense.

Por TERRY COLLINS y BETH DUFF-BROWN OAKLAND / Agencia AP

Fue entonces cuando una mujer apareció pidiendo a gritos que se detuvieran, que eso dañaría a la causa.

Momentos después, se encendieron las llamas, y de pronto un movimiento que parecía desvanecido semanas atrás volvió a colocarse bajo los reflectores, esta vez por un acto de protesta que ha dividido desde hace mucho tiempo a los estadounidenses y ahora al movimiento mismo.

Las imágenes de una bandera en llamas se difundieron rápidamente en las horas posteriores a la manifestación del sábado en las calles de Oakland, con gente a favor de Ocupemos denunciando el acto como poco patriótico y una marca negra al movimiento. Otros dijeron que fue justificado.

La bandera en llamas, sin embargo, generó dudas sobre si el acto empañará a un movimiento de protestas en gran medida pacíficas y comenzará a alejar a las personas que coinciden con su mensaje contra el exceso de las empresas y la desigualdad económica.

“Tengo mucha confianza en que la visión general es que este tipo de violencia -ya sea simbólica o no- va en contra del espíritu del movimiento y debería desaparecer”, dijo Todd Gitlin, sociólogo de la Universidad de Columbia.

Gitlin, quien escribe un libro sobre el movimiento, hizo notar que las banderas han tenido una posición destacada en los campamentos de Ocupemos Wall Street que florecieron el año pasado. Típicamente son puestas en las tiendas o son ondeadas con un asta de madera.

“Estaba pensando cómo ellos han adoptado la bandera estadounidense como un distintivo del movimiento; es muy común ver banderas estadounidenses honradas e izadas en estos campamentos”, dijo.

La quema de la bandera ha sido un símbolo poderoso desde los días del movimiento en contra de la guerra de Vietnam. El Congreso en ese entonces aprobó una ley para proteger la bandera en 1968 y muchos de los estados hicieron lo mismo.

En 1989, la Corte Suprema del país consideró que ese tipo de leyes eran restricciones anticonstitucionales de la libertad de expresión. La decisión del tribunal desató un movimiento en el Congreso para aprobar una enmienda constitucional que prohibiera la profanación de la bandera. Un intento que se quedó corto por un voto en el Senado en 2006.

En Ocupemos Oakland, la quema de la bandera no es algo nuevo. Un muy reconocido activista del área de la bahía de San Francisco quemó tres durante las protestas que cerraron temporalmente el Puerto de Oakland en noviembre.

El manifestante Julion Lewis-Tatman dijo que estuvo entre la multitud afuera del edificio del ayuntamiento, pero que no participó en la quema de la bandera.

“Amo este país a morir, pero quemar la bandera no tiene ningún significado para mí”, dijo. “Estamos quemando el viejo sistema y comenzando un nuevo país”.