Inicio Internacional Otras regiones Las bolsas mundiales terminan eufóricas

Las bolsas mundiales terminan eufóricas

por -
0 1294
Las bolsas mundiales terminan eufóricas

Un corredor de bolsa de Berlí­n brinda con sus compañeros por el nuevo año. FOTO LA HORA: AFP

Las bolsas mundiales terminan eufóricas 2009 a pesar de que la economí­a estuvo afectada por la crisis durante todo el año, pero la confianza no ha vuelto completamente a los mercados debido a la incertidumbre que se cierne sobre 2010.


En todo el año, la bolsa de Francfort ganó 23%, la de Parí­s 22,32% y la de Londres 22,07%. El Dow Jones, el principal í­ndice de la bolsa de Nueva York, registró el 30 de diciembre un aumento anual de 20,2%.

En América del Sur, la bolsa de Sao Paulo progresó 82% en el año.

En Asia, Shanghai ganó 80% en un año y Hong Kong 52%. En Tokio, el principal í­ndice Nikkei ganó 19,04% en 2009.

“¡Uf! Se evitó una catástrofe. Los mercados fueron salvados de una profunda depresión por la intervención masiva de los gobiernos y de los bancos centrales, que inyectaron liquidez en el sistema financiero, en plena agoní­a”, resumió Gregori Volojin, director del gabinete de análisis Meeschaert en Nueva York.

“La confianza no ha vuelto a los mercados. La prueba es que los inversores vendieron acciones para comprar obligaciones”, advirtió Marc Pado, analista de Cantor Fitzgerald en Nueva York.

Según Pado, “lo que desapareció es el temor al derrumbe del sistema financiero”.

Entre enero y marzo, las bolsas estuvieron marcadas por un pesimismo exacerbado, que empujó a los mercados a sus resultados históricos más bajos.

Los inversores, desconcertados por la caí­da del banco norteamericano Lehman Brothers, temí­an en esos momentos una nacionalización de las instituciones financieras, que habí­an recibido ayudas masivas por parte de los Estados para superar la crisis.

Más tarde, las plazas financieras iniciaron una recuperación inesperada, gracias a los primeros resultados de los planes de recuperación instaurados por los gobiernos y los resultados alentadores de las empresas.

Sin embargo, la eventualidad de una quiebra del emirato de Dubai a fines de noviembre sembró el pánico durante algunos dí­as.

Numerosas plazas financieras terminaron por recuperar una gran parte de sus pérdidas de 2008, y algunas, como Londres, volvieron a su nivel anterior a la caí­da de Lehman Brothers.

En Europa, la bolsa de Lisboa ganó 34% en el año, la de Bruselas 31%, la de Madrid 30%, la de Amsterdam 29,86%, la de Milán 19,47%, y la bolsa suiza más de 18%.

Todos los mercados financieros del Golfo registraron ganancias este año.

Ante esta recuperación bursátil, numerosas economí­as mundiales permanecieron estancadas. Exceptuando a paí­ses emergentes como Brasil, India y China, en general el crecimiento fue negativo.

En cambio, el desempleo aumentó considerablemente: en Estados Unidos alcanzó la tasa histórica de 10%, y en España llegó a 18%.

De acuerdo con los analistas, 2010 será un “año test” para las bolsas.

“Los inversores quieren ver si el sistema financiero puede volver a funcionar solo, sin ayuda (pública)”, explicó Volojin.

“Las ganancias de los mercados de acciones serán menos importantes que en 2009”, advirtieron Larry Hatheway y Kenney Liew, analistas del banco suizo UBS.

Este pronóstico prudente es el resultado, según ellos, de la incertidumbre que reina en el medio económico: la relación dólar-euro, un posible incremento de los precios de las materias primas, las dudas sobre las tasas de interés y la delicada cuestión de la explosión de los déficits en Estados Unidos y Europa.