Inicio Opinión Opinión La caí­da del imperio

La caí­da del imperio

por -
0 521
La caí­da del imperio

Metafóricamente hablando, lo sucedido a Rachel Smith, Miss USA, durante el certamen de Miss Universo, es algo así­ como el sueño acariciado por todos los que hartos de los abusos del imperialismo gringo, esperamos que ocurra algún dí­a. Cataplum? y fuera.

Claudia Navas Dangel
cnavasdangel@yahoo.es

No es que goce con el dolor ajeno, pero me disfruté mucho esa escena, ya en Internet, of course, mientras la miraba caer, pensaba en Bush, en sus medidas impositivas, en el bloqueo a Cuba, en los migrantes, en la muralla, en la Green Card y en las malditas colas que a diario se ven frente a la embajada, en donde gringos petulantes destruyen con un sello e interrogaciones la dignidad de muchos.

El sueño americano, para mí­ es algo así­ como una pesadilla, y por supuesto que esto es totalmente por cuestiones polí­ticas, por las arbitrariedades, por las violaciones a los Derechos Humanos, por el pinche inglés que me desveló en mi época de colegio, por su Fast Food y sus medidas hostiles, por las guerras, el Medio Oriente, los bombazos y la odiosa Condoleezza Rice. Lo digo, porque la gente, la que como yo y como quienes me leen, claro, con excepción de quienes en la embajada monitorean los medios, no tiene la culpa de nada y sé que también resienten a un gobierno opresor, racista y bélico.

Metafóricamente hablando, no estarí­a mal, sentarme frente a la tele un dí­a cualquiera y encontrarme, no con una modelo cayendo en una pasarela, sino con un somatón de más impacto, con la novedad de que como en la historia bí­blica de Daniel y Nabucodonosor, la estatua, no la de La Libertad, no tengo nada contra manifestaciones artí­sticas, es decir el imperio caiga, se acabe o mejor dicho se doblegue.

Harta como estoy de tanto atropello, de esas polí­ticas gringas abusivas que nos rigen, de “la bestia”, de la colgada de Hussein, de las deportaciones y a veces hasta de MTV, me divierte imaginar ese momento, por supuesto, sin violencia, sin Bin Laden.

América sin fronteras, ¡qué utopí­a!, ¡qué sueño más maravilloso!, desde Alaska hasta La Patagonia, sin visas, presiones, imposiciones, do you agree ?

Recomendados