Inicio Opinión Opinión Deberes escolares (I de II)

Deberes escolares (I de II)

por -
0 59
Deberes escolares (I de II)

El concepto “deberes escolares” ha estado en el proceso educativo desde el siglo XIX y el significado de este concepto depende de con quien se hable dentro o fuera del sistema escolar. A lo largo de todos estos años se ha creado una tradición muy fuerte de asignar deberes escolares para ser realizados en casa. No hay ninguno de nosotros que no haya experimentado en una u otra cantidad, deberes asignados que tení­amos que hacer en las noches, alrededor de la mesa del comedor, en la cocina o en el cuarto de estudios, para ser entregados al dí­a siguiente a la maestra bajo la pena de un “castigo” si no lo habí­amos hecho y bien hecho, o no lo entregábamos. Esa misma tradición ha creado una “cultura” de “homework”, trabajo escolar para hacer en la casa, que produce la creencia de que los deberes son buenos por sí­ solos, sin ninguna otra razón, sólo porque el maestro lo ha asignado. ¿Cómo es posible que alguien pueda estar en contra de los deberes escolares para hacer en casa?

Raymond J. Wennier

Hay algunas creencias que van de la mano con esta tradición creada de dejar deberes escolares. Veamos lo siguiente:

1. Muchas personas creen que es la obligación de un maestro “fuerte” el dejar bastantes deberes para hacer en casa. Es su derecho el dar deberes y los alumnos y padres de familia deben satisfacer sus deseos. Muchos maestros dicen que los deberes mantienen ocupados a los niños y jóvenes y así­ no se meten en problemas y que los deberes son mejores actividades que los juegos de video y la televisión. Un maestro que no asigna deberes es “flojo, débil o no sirve”. Así­ piensan los padres de familia y muchos directores de colegios y de escuelas públicas.

2. Otros grupos de personas piensan que más desarrollo intelectual es mejor que simplemente jugar a la pelota o intercambiar socialmente con amigos. Los deberes escolares intelectuales, según ellos, son superiores a los que desarrollan lo fí­sico y lo socio-emocional.

3. Una de las razones más utilizadas, es que los deberes escolares para hacer en casa, enseñan responsabilidad y disciplina desde temprana edad. Sin embargo, no hay ningún tipo de investigación que apoye esta creencia. Otras personas dicen que los deberes enseñan a los niños y jóvenes a cómo manejar un horario de “trabajo” en forma correcta. ¿Será cierto? Muchas veces la palabra más adecuada serí­a coacción. Los niños, al final del dí­a escolar, quieren jugar en vez de hacer ejercicios de repetición que después de varias veces, perdió el sentido de por qué hacerlo. Si se están usando los deberes escolares como una forma de enseñar responsabilidad, ¿no serí­a mejor dejarles tareas de diez minutos, que tengan sentido, propósito y que los haga pensar dos veces antes de dar una respuesta, en vez de dejarles sesenta minutos de ejercicios repetitivos que los aburren y que no los hacen pensar dos veces sobre un tema?

4. Bastantes deberes es señal de una buena escuela o de un buen colegio. Más, no siempre es mejor. Cuando escucho a padres de familia decir “mi hijo va a un excelente colegio, él recibe bastantes deberes todos los dí­as y los fines de semana también”. Entra a mi mente entonces, si ese colegio, esa escuela y otros similares, no estarán únicamente justificando sus cobros de colegiaturas altas. El criterio es que hay que dar por lo menos treinta (30) problemas de matemática para ser resueltos en casa, si no, entonces el maestro es flojo, el alumno no tiene práctica y la institución no es considerada como de calidad. Mi pregunta es ¿si el alumno no tiene claro el procedimiento y al resolver el problema comete un error y lo está fijando…qué? El hacer más veces una misma cosa, no necesariamente significa mayor aprendizaje.

5. Venta de libros y cuadernos de trabajo. Como el costo de los libros de texto y de los cuadernos de trabajo es alto, hay que estar seguros de que se utilicen todos. El currí­culo está bien cargado, hay mucho que cubrir. Con esos dos elementos, es necesario asignar bastantes deberes escolares desde los primeros grados de primaria para razonar los costos, el uso, las decisiones de la administración, pública y privada, el currí­culo nacional base y el currí­culo de los textos que se utilizan en lo privado, todos son la base para ser luego examinados por medio de pruebas supuestamente basadas en las tareas, el “homework” que el estudiante tuvo que hacer en casa.

Continuaré la semana entrante dando mi opinión acerca de los deberes escolares. www.rayeduca.info

Recomendados