DETENCIONES EN CASO COOPTACIÓN DEL ESTADO AGRAVARON LA SITUACIÓN

Hacinamiento en presidios existe en todos los sectores

POR REDACCIÓN LA HORA
lahora@lahora.com.gt

La infraestructura carcelaria solo tiene espacio para 6 mil 809 personas detenidas, pero hoy hay 20 mil 551 en los 21 centros carcelarios del país, lo que implica un hacinamiento de 13 mil 742 internos, y la situación se agrava con la llegada de más privados de libertad a las cárceles, como ocurrió recientemente con el Caso Cooptación del Estado.

La captura de exfuncionarios, empresarios y particulares por el Caso Cooptación del Estado dejó en evidencia la crisis permanente de Presidios.

La falta de espacios para dormir, la ausencia de servicios sanitarios y las limitaciones en la proveeduría de alimentos y servicios para los internos en la cárcel de la Brigada Militar Mariscal Zavala, en su mayoría prisioneros de casos de alto impacto, sólo pusieron en evidencia un problema constante.

Todas las cárceles están completamente hacinadas, los espacios que deberían ser para una sola persona son ocupadas hasta por decenas.

Según el Sistema Penitenciario (SP) actualmente hay 20 mil 551 privados de libertad en cárceles preventivas y de cumplimiento de condena.

Familiares de reclusos afirman que no existe separación entre los detenidos, pues hay personas de reciente ingreso que conviven con reos sentenciados y eso los coloca en una situación de riesgo.

En tanto, un informe requerido en 2015 a través de la Ley de Acceso a la Información Pública, indicaba que únicamente hay 8 mil 358 camas o planchas donde dormían los más de 18 mil reos en aquel entonces.

Los parientes de los reclusos dicen que la precariedad provocó que los reos con privilegios puedan cobrar hasta Q2 mil por una plancha para el detenido de reciente ingreso, mientras que para quienes están cumpliendo una condena la suma puede ser de Q1 mil.

CONSECUENCIAS Y PROPUESTAS

De acuerdo con estudios del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), el hacinamiento ha provocado descontrol, lo que incide negativamente en la seguridad ciudadana.

Corinne Dedik, investigadora del CIEN ha reiterado la necesidad de planificar e invertir en infraestructura carcelaria, la cual considera debe ser prioridad para el Estado.

Por otro lado, Herman Santos quien fungió como coordinador de la Política Nacional de Reforma Penitenciaria y es analista independientes en temas penitenciarios, indicó que la Política elaborada proponía el trabajo interinstitucional entre el Ministerio Público (MP), el Organismo Judicial (OJ), del Instituto de la Defensa Pública Penal (IDPP), el viceministerio de Gobernación y el SP.

El documento también planteó conformar una mesa con estudiantes universitarios de derecho para revisar los expedientes de los privados de libertad señalados por delitos menores, aunado al uso de brazaletes que deberían ser pagados por el propio reo a un costo de US$1 con 12 centavos.

ACCIONES

El ministro de Gobernación, Francisco Rivas, dijo recientemente que los equipos de trabajo revisan los expedientes de unos 3 mil 500 reos que ya cumplieron con la redención de penas o llenan los requisitos para abandonar las prisiones.

En tanto, está previsto construir dos cárceles en inmuebles extinguidos al crimen organizado, los cuales serán edificados con apoyo internacional.