Guatemala se encuentra entre los cinco lugares más críticos de hambre en América Latina. Foto: La Hora/AP

Con un alto nivel de inseguridad alimentaria Guatemala figura junto a Colombia, Haití, Honduras y Nicaragua en un nuevo informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Programa Mundial (PMA), entre los cinco “lugares críticos” de hambre en América Latina. Por ello, enumeran una serie de acciones urgentes para salvaguardar la seguridad alimentaria de los habitantes de estos países.

El estudio “Hunger Hotspots” de la FAO y el PMA evidencia que, en Centroamérica, Guatemala, Honduras y Nicaragua se enfrentan dificultades debido a una posible reducción en sus cosechas y los efectos socioeconómicos de la pandemia del Covid-19.

Además, advierte que la situación de seguridad alimentaria en Guatemala, Honduras y Nicaragua continúa empeorando, especialmente en el Corredor Seco, debido a que las lluvias han estado por debajo del promedio, lo cual podría afectar los cultivos.


“La alta inseguridad alimentaria aguda podría afectar a 3,5 millones de personas en Guatemala y a 3,3 millones en Honduras, mientras que en Nicaragua alrededor de 300,000 personas tienen un consumo de alimentos insuficientes y es probable que su seguridad alimentaria empeore en los próximos meses”, señala.

SUGIEREN ACCIONES ANTICIPATORIAS

El informe sugiere acciones anticipatorias para mitigar el déficit de lluvias durante la primera temporada agrícola y solicita apoyo para los agricultores y ganaderos más vulnerables.

Además, propone la distribución de insumos y herramientas para el cultivo de variedades de ciclo corto, huertos de traspatio y apoyo a la salud animal para reducir la mortalidad y la morbilidad provocadas por la sequía.


También aconseja a los países a que den respuestas de emergencia y apoyo para la recuperación de los medios de vida a los pequeños agricultores y pescadores afectados por huracanes en las áreas más impactadas de Guatemala, Honduras y Nicaragua.

“En Guatemala, se prevé que un total de 3,5 millones de personas se encuentren en crisis o peor (Fase 3 de IPC o superior) para agosto de 2021, incluidos más de 174,000 en emergencia (Fase 4 del IPC), también debido a la temporada de escasez. Esta se espera que disminuya a 2,5 millones de personas en crisis o peor (IPC Fase 3 o superior) entre septiembre de 2021 y enero de 2022”, destaca el informe.

En el caso de Colombia, señalan que está siendo afectada por disturbios sociales y una recesión económica, mientras que Haití ha sido golpeado por la crisis económica, la sequía, el malestar sociopolítico y el aumento de la inseguridad relacionada con la delincuencia.

Grecia Ortíz
Periodista y Comunicadora de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Reportera para el Diario La Hora desde 2015. En la actualidad realiza contenido para La Hora Voz del Migrante, en temas de interés para la comunidad migrante en Estados Unidos.
Artículo anteriorLos estadounidenses gastan menos tras repunte de COVID-19
Artículo siguienteBiden: Hay mayores amenazas que los talibanes en Afganistán