Grupo ITM gana premio por proyecto desarrollado en la UVG

En el marco del XV Congreso Industrial realizada por la CIG, el Grupo ITM se hizo acreedor del premio industrial. Foto La Hora/Cortesía

Por Denis Aguilar
daguilar@lahora.com.gt

En el marco del XV Congreso Industrial realizada por la Cámara de Industria de Guatemala (CIG), el Grupo ITM se hizo acreedor del premio industrial, en la categoría de innovación de gran empresa por un proyecto desarrollado en la Universidad Del Valle de Guatemala (UVG). Grupo ITM es una empresa multinacional con más de 60 años en el mercado.

“Han desarrollado proyectos innovadores que han contribuido significativamente en los sectores industriales, de telecomunicaciones y electrificación en toda la región”, dijo Javier Zepeda, director ejecutivo de la Cámara de Industria.

Dicha empresa fue la encargada de realizar el techo espacial del Centro de Innovación y Tecnología de la UVG, mientras que en Panamá han sido los encargados de desarrollo de la Línea 2 del metro de la ciudad capital de dicho país.

La CIG agradeció a las demás empresas que fueron finalistas para este premio y las instó a seguir innovando.

ITM ha destacado por sus estructuras y en este proyecto desarrollado en la UVG no fue la excepción. Foto La Hora/Cortesía

DETALLES DEL PROYECTO

Grupo ITM dio detalles del proyecto árbol que se realizó en la Universidad Del Valle de Guatemala (UVG), proyecto que resultó ganador del Premio Industrial en la categoría de innovación, en el marco del Congreso Industrial realizado por la Cámara de Industria de Guatemala.

Según detalla la empresa, “el proyecto árbol UVG nace de la necesidad de cambiar los paradigmas, amplitud y estética de un paisaje moderno e innovador”, por lo que asumieron el reto de crear una estructura con múltiples beneficios para la UVG, que se enfoca en desarrollar un centro de investigación para el desarrollo de la sociedad.

Explicaron que este proyecto es “único y novedoso” por cinco razones, siendo la primera de estas la ingeniería utilizado, la cual nunca había sido utilizada en el país.

“Se utilizaron uniones a corte con esferas conectoras. Se partió de la base central y amplio de tal manera que hubiera un diámetro de cien metros de luz. El proyecto inicial que se propuso no era el más adecuado para la idea y estructura que se esperaba. Por ello, se generaron múltiples pruebas para ajustar la ingeniería a un diseño estéticamente atractivo”, dijeron.

El techo espacial del Centro de Innovación y Tecnología de la UVG, desde su interior. Foto La Hora/Cortesía

Comentaron también que el diseño permitió acomodar las estructuras espaciales que se buscaban desde un principio, generando una planeación estratégica para abarcar los 2 mil 800 metros cuadrados, asegurando que se trabajó “para solventar un paisajismo fuera de lo común, completamente disruptivo”.

Además, señalaron que tuvieron que diseñar un sistema para el envío de las partes sin que se deterioraran.

“Para mitigar este riesgo se tuvo que plantear un cambio de desarrollo a partir del método de fabricación, logrando así una movilidad optima y completa de las piezas requeridas desde el punto de planta, hasta la universidad”, dijeron en un comunicado.

Los marcos y los tubos jugaron un papel sumamente importante en este proceso, dijeron, ya que tenían que adherirse a los diseños ya establecidos por la universidad.

“el proyecto árbol UVG nace de la necesidad de cambiar los paradigmas, amplitud y estética de un paisaje moderno e innovador”. Foto La Hora/Cortesía

“Sin embargo, el método de construcción que actualmente tiene Grupo ITM ayudo que este proceso únicamente fuera más laborioso, pero con los mismos estándares de calidad, diseño y estructura”, afirmaron.

Mencionaron también que se optó por utilizar pintura electroestática en polvo, lo cual permitió una durabilidad y acabado de última y recordaron que el Grupo ITM es el único en la región que utiliza este proceso de pintura para cualquier tipo de estructura.

“Lo cual coloca a Guatemala como un gremio capaz de instalar, diseñar y construir una estructura como esta. El proceso de montaje fue sumamente complejo, puesto que una vez que ya se tenían las piezas requeridas, se tenía que establecer una forma, orden y organización para comenzar la estructura que salía completamente de los diseños comunes”, explicaron.

Este proyecto es considerado por sus desarrolladores como “único y novedoso”. Foto La Hora/Cortesía

Se utilizaron alrededor de 2 mil andamios para colocar cada una de las piezas de la obra, con marcos aéreos, lo cual implicó un reto grande.

“La combinación estos esfuerzos hacen de esta estructura, un ejemplo único en la región de cómo las estructuras se deben llevar a cabo con mucha precisión, puesto que las condiciones y bases nunca serán las esperadas. Es un proyecto de nivel mundial, desde la producción de las esferas que son importadas de Europa, hasta las fases y planificación de montaje por zonas o líneas”, puntualizaron.