Gran Bretaña suaviza cuarentena en un clima de recelo

Por DANICA KIRKA
LONDRES
Agencia AP

Gran Bretaña levantaba más restricciones hoy, pese a las advertencias de algunos responsables de salud sobre que el riesgo de que aumentaran los contagios de COVID-19 seguía siendo demasiado grande.

El secretario de Negocios, Alok Sharma, dijo a la BBC que el gobierno tomaría medidas graduales para retirar las restricciones impuestas desde el 23 de marzo. Pero muchos seguían preocupados por la alta tasa de infecciones.

“Esto no es apresurado”, dijo Sharma. “Son medidas muy cautas que estamos tomando”.

Algunas escuelas reabrían en Inglaterra y se relajaron varias restricciones sociales para permitir a la gente un contacto limitado con familiares y amigos, siempre que fuera en el exterior y con distanciamiento social. Escocia, Gales e Irlanda del Norte también iniciaron la salida de la cuarentena con algunas diferencias.

Las restricciones sobre la vulnerable población de ancianos y enfermos crónicos, a los que se pidió que se quedaran en casa y evitaran a otras personas desde marzo, también se suavizaron para restaurar algo de normalidad en la vida cotidiana y reactivar la economía.

Pero la decisión, anunciada el sábado durante una sesión informativa en Downing Street, se presentó con tan pocos detalles que muchos que no han salido de casa desde marzo se quedaron preguntándose si de verdad era tan seguro hacerlo ahora.

La cifra oficial de muertos por coronavirus en Gran Bretaña era de 38.489, la segunda más alta del mundo por detrás de Estados Unidos, y cada día se confirmaban otros 2.000 casos nuevos.

Entre los negocios que podían reabrir el lunes estaban los mercados al aire libre y los concesionarios de autos. Algunas competiciones deportivas, como carreras de caballos, podrían celebrarse a puerta cerrada.

Pero algunos vieron las medidas como prematuras y con pocas explicaciones sobre por qué debería la población confiar en las recomendaciones oficiales de que ya es hora de suavizar las restricciones. Desde hace semanas hay un debate público sobre si el gobierno del primer ministro, Boris Johnson, actúa guiado por la ciencia o por la prisa por reactivar la economía.

La Asociación de Directores de Salud Pública ha advertido que el gobierno va demasiado rápido y que no está listo para asumir los desafíos que supondrá levantar las restricciones.

Su presidenta, la doctora Jeanelle de Gruchy, dijo a la BBC que para levantar las restricciones, primero debería haber en marcha un potente sistema para identificar y rastrear los casos de COVID-19.

“Todavía no creemos que tengamos confianza suficiente para cubrir cualquier posible desafío si el gobierno va demasiado rápido en la retirada de medidas de cuarentena”, dijo De Gruchy.