El Ministro de Finanzas, Alvaro González Ricci se refirió al tema. Foto: MINFIN

En la última sesión del foro público “Macroeconómico y Fiscal”, del Ministerio de Finanzas (Minfin), el Banco de Guatemala (Banguat) y la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) se abordó el Presupuesto Estatal para el 2022 y el ministro de Finanzas, Álvaro González Ricci explicó que este cálculo debe priorizar los sectores más vulnerables y no utilizarse como “herramienta política” para favorecer o perjudicar a algunos.

“Es indispensable, nos da la ruta de lo que queremos hacer”, dijo González Ricci refiriéndose al presupuesto 2022; “no debe verse como una herramienta política de castigo para un sector, como generalmente se para percibiendo cuando se entrega al Congreso el 2 de septiembre”, sostuvo.

Agregó que esta planificación es como una ruta “hacia dónde queremos llegar” y, en realidad, carecer de un presupuesto no afecta a nadie más que el mismo país, mencionó. “No tener presupuesto no es un castigo, podemos trabajar sin presupuesto, pero estamos castigando las mismas calificadoras de riesgo, lo que dice el FMI de nosotros”, puntualizó.

TRES AÑOS CON EL MISMO PRESUPUESTO

El jefe de la cartera de Finanzas explicó que este podría ser el cuarto año trabajando con el mismo presupuesto. “Este es el tercer año en que tenemos el mismo presupuesto y, por consiguiente, los techos se van replicando”, dijo.

Agregó que “cuando no hay presupuesto, comenzamos con el techo anterior; si el año anterior fueron Q107,000,000 pues eso es lo legal pero lo real es que solo teníamos Q94,354,000 y esperamos que a raíz de la buena recaudación y el buen desempeño económico que ha tenido el país, tengamos un presupuesto que lo que va a crecer es lo que crezca la recaudación”.

El 2022 sería entonces el cuarto año bajo el mismo presupuesto, pero González Ricci admitió que actualmente las necesidades son “lógicamente diferentes” a las de los años anteriores.
“Tuvimos de todo y ahora las necesidades son lógicamente diferentes. No es que no podamos trabajar sin presupuesto, pero no damos esa imagen de transparencia en el uso de los recursos”, explicó.


LA VÍA DE CRECIMIENTO ES LA RECAUDACIÓN

El ministro de Finanzas describió el presupuesto en formación como “un presupuesto que está hecho con las necesidades del país; nos da una buena percepción en el exterior ahora que lo que queremos son inversionistas de fuera. Está elaborado de manera técnica e integral para que se puedan atender las necesidades de la población”.

Sin embargo, para que esos recursos se inviertan, primero deben generarse “y lo que pide el guatemalteco es que sean generados a través de la recaudación y no a través de más deuda”. Agregó que crecer vía la recaudación “es una parte muy importante y bien vista por el Fondo Monetario Internacional, las calificadoras de riesgo del país” y a su vez, genera un déficit fiscal menor al 3%.

“Crecer en lo que crece la recaudación es la forma sana de seguir creciendo, vamos a requerir menos deuda que todos los años anteriores y eso nos da una percepción y una ruta clara hacia dónde queremos llevar el país”, puntualizó el ministro.

Saúl Figueroa, viceministro del Minfin secundó diciendo que tasa de recaudación se ha incrementado de manera positiva a pesar de la pandemia.

Por otro lado, el Superintendente de Administración Tributaria (SAT) Marco Livio Díaz comentó que tres estrategias para la recaudación del próximo año serán: el gobierno de datos, ampliación de base con el verificador Integrado y la recaudación por facturas electrónicas.

LOS TRES EJES: SALUD, EDUCACIÓN, SEGURIDAD Y JUSTICIA

Álvaro Ricci refirió que el presupuesto 2022 crecerá considerablemente ajustado a las necesidades de la sociedad. “El presupuesto para el próximo año, diría yo, es el primer presupuesto que yo recuerdo está creciendo de una manera considerable que pudiera superar el 10% del crecimiento del techo presupuestario operativo, ya que, a pesar de que el techo presupuestario legal es de Q107,000,000 el techo con el que estamos trabajando es de Q94,354,000”, dijo.


Respecto a lo anterior, explicó que se tienen contemplados programas de ayuda en distintas aristas, “no solo de Covid, hay programas de dotación de alimentos, programas de la reconstrucción de los efectos Eta e Iota”.

El presupuesto para la salud en Guatemala inició el año pasado con Q8,556,000, pero Ricci señaló que “lo que tiene para el 2022 son sobre los Q12,000,000”, con ello asegura que la salud crecerá un 50% de lo que tenía asignado el año anterior.

Para la educación se estará incrementando en casi Q2,000,000, “eso porque se está trasladando maestros que estaban en plazas temporales a plazas permanentes, son maestros que están mejor preparados”. Ricci acotó que la inversión en educación equivaldría al 3% del Producto Interno Bruto (PIB), “lo cual nos va acercando a números internacionales de lo que se va destinando a la educación”.


Por último, en el sector de Seguridad y Justicia mencionó que se le dotaría al Ministerio Público (MP) de Q1,400,000 sobre el presupuesto que tenía el año pasado.

“En el tema de Seguridad y Justicia, pensando en el Ministerio Público: las 340 fiscalías que se abrieron, no solo es abrir las fiscalías, es equipar las fiscalías, dar las personas que están allí, tienen que haber jueces, Inacif, defensa pública penal, entre otras”, concretó.

Jeanelly Vásquez
Estudiante de periodismo en la Universidad de San Carlos de Guatemala y entre ratos podcaster. Creo en el feminismo y la lucha por la igualdad social; me interesa la política, medio ambiente y derechos humanos. Estoy comprometida con concienciar a mi generación sobre la importancia de una participación ciudadana activa.
Artículo anteriorLa Hora En Minutos
Artículo siguienteDiputado Pineda señala incongruencias en negociación de Portuaria Santo Tomás