Luis Suárez (Izq.) celebra tras anotar El segundo gol en la victoria 2-1 del Atlético de Madrid ante Osasuna Por La Liga Española. Foto La Hora: Manu Fernández/AP

Luis Suárez tenía claro que ganar un título con el Atlético de Madrid no sería nada fácil.



Pero el delantero uruguayo no se imaginaba que iba a ser un suplicio.

Suárez salió al rescate del Atlético, cuando sus aspiraciones de coronarse campeón de la Liga española se esfumaban ayer al anotar a los 88 minutos el gol con el que los colchoneros voltearon el marcador para vencer 2-1 a Osasuna.

El Atlético quedó a ley de una victoria para proclamarse campeón liguero por primera vez desde 2014.
«No merecimos sufrir tanto, pues hicimos uno de los mejores primeros tiempos de la temporada», dijo Suárez. «Hay que acostumbrarse porque para ganar la Liga hay que sufrir».

Los colchoneros afrontarán la última fecha de la temporada con una ventaja de dos puntos sobre el Real Madrid, que se mantuvo en carrera al salir triunfante 1-0 de su visita al Athletic Bilbao. El Madrid tiene a su favor el criterio de resultados directos en caso de un empate en puntos con su rival de ciudad.

El Barcelona sepultó sus últimas opciones por el cetro al sucumbir 2-1 ante el Celta de Vigo en casa.
Después que Osasuna se puso en ventaja a los 75 minutos con el gol de Ante Budimir, el Atlético le dio la vuelta mediante la anotación del zaguero brasileño Renan Lodi a los 82 y el definitivo de Suárez. En su primera campaña con la camiseta rojiblanca, el «Pistolero» apareció cerca del manchón de penal para rematar al fondo en la agonía del duelo en el estadio Wanda Metropolitano.

El equipo de Diego Simeone cerrará la temporada con una visita a Valladolid, un club amenazado por el descenso. El Madrid será local ante el Villarreal, séptimo en la tabla y que se alista para disputar la final de la Liga Europa.

El drama colchonero se hizo grande después de intentar más de 20 disparos y dar dos en los palos. Pese a ello se vieron en desventaja con un cabezazo del croata Budimir.

Esa anotación de Budimir, más el Madrid ganando en Bilbao, dejaban al Atlético en situación precaria.
Pero supieron reaccionar.

Con más presión sobre los hombros, Lodi emparejó con un potente disparo de zurda. Seis minutos después, Suárez celebró su vigésima diana del curso con un remate rasante desde el centro del área.
La apurada victoria mantiene en el liderato a los colchoneros con 83 unidades.

«Si uno pelea, lucha y no baja los brazos puede conseguir el objetivo. No sabía lo que hacía el Madrid hasta que en el parón de agua me doy cuenta de que van ganando», contó Suárez. «El nerviosismo te puede perjudicar, pero tuvimos tranquilidad para lograr la victoria».

«Ahora a disfrutar, a estar tranquilos y preparar la próxima jornada», añadió.

En Bilbao, el zaguero Nacho Fernández mantuvo vivas las esperanzas merengues por repetir el título al embocar una de sus escasas llegadas con un remate a segundo palo a los 68 minutos.

«No hemos visto el partido del Atlético de Madrid, pero al parecer le ha costado muchísimo ganar. Acá cada partido es un mundo y en el fútbol todo puede pasar», dijo Nacho.

Los azulgranas sucumbieron en casa pese a irse al frente con un cabezazo del astro argentino Lionel Messi, quien llegó a 30 tantos en el curso.

El conjunto gallego consumó la voltereta con un doblete de Santi Mina. El Barça, tercero con 76 puntos, terminó con 10 hombres por la expulsión en la recta final de Clement Lenglet.

Agencia AP
Associated Press es una organización de noticias global independiente dedicada a la información fáctica, fundada en 1846 y ahora con presencia mundial.
Artículo anteriorDortmund a la Champions tras vencer 3-1 a Mainz
Artículo siguienteBoca elimina por penales a un River diezmado por COVID-19