Gobierno presenta plan para política económica “inclusiva”

Ciudad de Guatemala
Agencia/dpa

El gobierno presentó ayer su plan de política económica para el periodo 2016-2021 con la aspiración de revertir las condiciones de pobreza (35,9 por ciento) y pobreza extrema (23,4 por ciento) que sufre la mayoría de la población e incluir a los segmentos marginados en el desarrollo.

“Hoy nos comprometemos a invertir más en los guatemaltecos porque estamos convencidos que elevar la productividad de las personas es la clave del crecimiento económico incluyente y sostenible”, dijo el ministro de Economía, Rubén Morales, al presentar el documento guía durante un acto oficial en el Palacio de Gobierno.

De acuerdo con Morales, los principales retos económicos de Guatemala son atender los desafíos de la pobreza y de los jóvenes que no estudian ni trabajan, “ninis”, la degradación ambiental y el aprovechamiento de los mercados globales y las cadenas de valor, entre otros.

“Estos solo se pueden abordar al impulsar el crecimiento económico incluyente y sostenible sin afectar la estabilidad macroeconómica”, advirtió.

Agregó que eso representa que hay que cerrar las brechas, promover la participación de todos los sectores de la población y abrir el mercado nacional e internacional a jóvenes, emprendedores, cooperativas, grupos de productores, y a micro, pequeños y medianos empresarios.

Según el plan, Guatemala debe aprovechar el uso racional de los recursos, respetar los derechos de las comunidades, reforestar y recuperar las cuencas y conservar el medio ambiente.

La estrategia busca elevar el crecimiento del PIB de 3,8 en 2016 a 5,1 por ciento en el 2021 y aumentar la tasa de inversión anual de 3,9 a 7,4 por ciento en el sector público y de 4,5 a 7,5 por ciento en la iniciativa privada.

Por otra parte, se espera elevar la tasa de inversión del PIB de 1,6 a 5,7 por ciento en el sector público y de 14,4 a 15,1 en el privado.

El déficit fiscal, según este plan, debe ser de entre 1,8 y 1,9 por ciento del PIB y la carga tributaria debe pasar de 10 a 13,1 por ciento. Se propone elevar la deuda pública total de 22 a 25,1 por ciento en el mismo periodo.

Para lograrlo, una de las primeras propuestas es la “dinamización de la economía local” que permita diversificar los focos comerciales en el país.

Guatemala es un país reconocido por las calificadoras de riesgo por su estabilidad macroeconómica, pero con un crecimiento insuficiente (3,8 por ciento) y sin avances en la tarea de reducción de la pobreza que alcanza casi el 60 por ciento, dice el documento.

El plan advierte que si Guatemala continúa con tasas de pobreza y crecimiento poblacional históricamente observadas, en 2030 habrá unas 14 millones de personas viviendo en pobreza de los 22,5 millones de habitantes que se estima para ese año. La población actual del país es de 16,8 millones.


Cifras alarmantes

35,9 %
de los guatemaltecos vive en condiciones de pobreza y un 23,4 vive en pobreza extrema.