Gobierno alemán aprueba legalización de marihuana con fines médicos

En esta foto del 14 de noviembre de 2012, una personas exhbe un planta de marihuana que cultiva con algunos amigos en Montevideo, Uruguay. La Cámara de Diputados uruguaya comenzó el miércoles 31 de julio de 2013 a debatir la legalización del cultivo y venta de marihuana, un polémico proyecto oficialista sin apoyo en las encuestas de opinión pública que de ser aprobado en esta instancia y luego en el Senado sería el primero de toda América a nivel nacional. (AP Photo/Matilde Campodonico, File)

Berlín,
Agencia dpa

El Ejecutivo alemán dio hoy luz verde a la venta de marihuana con fines médicos, que podrá adquirirse en las farmacias presentando una receta en el caso de que no exista ninguna otra terapia alternativa.

La ley propuesta por el ministro de Sanidad, Hermann Gröhe, permitirá también el cultivo controlado estatalmente de la droga en Alemania. Hasta entonces se cubrirá la demanda importando la droga.

“Queremos que los costes de adquirir la droga por pacientes gravemente enfermos sean asumidos por los seguros médicos en el caso de que no haya nada más que los pueda ayudar”, declaró Gröhe sobre la ley, que finalmente recibió el visto bueno del gabinete del Gobierno después de años de discusiones.

Hasta ahora había cerca de 650 pacientes que tenían un permiso especial para recibir marihuana en las farmacias. Ahora bastará con tener una receta médica.

A pesar de esta legalización de la marihuana con fines médicos, el ministro rechazó que esta decisión vaya a abrir el camino a una legalización de la droga en el país.

“Hay que separarlo claramente”, afirmó el político cristianodemócrata en la televisión alemana ARD. “Las reglas liberales en otros países no son argumento alguno para una legalización general”, agregó.

La delegada del Gobierno responsable de asuntos relacionados con drogas, Marlene Mortler, comparte la opinión del ministro. “La marihuana no es una sustancia inofensiva. Por ello no habrá ninguna legalización para el uso privado general”, dijo.

El borrador de ley deberá pasar ahora por el Parlamento alemán y por el Bundesrat (Cámara alta) para que pueda entrar en vigor como tarde en la primavera boreal de 2017.