Mark Reuss, presidente de General Motors, habla en la planta de ensamblaje Detroit-Hamtramck de GM, en Hamtramck, Michigan. Foto la hora: Paul Sancya, archivo/AP

El presidente de General Motors, Mark Reuss, dice que la compañía planea anunciar esta semana la creación de más fábricas de baterías en Estados Unidos.

Reuss no dio detalles de dónde se ubicarán las plantas ni qué producirán exactamente. Habló en una entrevista el fin de semana con The Associated Press durante una carrera de la IndyCar en un parque cerca del centro de Detroit.

Jim Cain, portavoz de la compañía, no quiso hacer comentarios el lunes con respecto a los anuncios, pero hizo notar que GM señaló previamente que construiría más fábricas para incrementar su capacidad de producir baterías, ya que las ventas de vehículos eléctricos están aumentando. GM se fijó la meta de dejar de vender vehículos de pasajeros con motor de combustión interna para 2035.

«La próxima semana anunciaremos algunas más, y será aquí en Estados Unidos», dijo Reuss sobre las nuevas plantas para baterías.

Las fábricas serán adicionales a las dos plantas de celdas de baterías que la compañía anunció en los últimos dos años, ambas equipadas para incrementar la producción en un momento en que GM lanzará 30 nuevos vehículos eléctricos a nivel mundial para 2025, de los cuales más de dos terceras partes se venderán en Norteamérica.

GM y su socio en este proyecto conjunto, LG Energy Solution, ya han anunciado fábricas de celdas de baterías en Lordstown, Ohio, cerca de Cleveland, y en Spring Hill, Tennessee. La compañía está invirtiendo 2,300 millones de dólares para construir cada una de esas instalaciones. Se prevé que la de Lordstown abra sus puertas el año próximo y dé empleo a 1,100 trabajadores, mientras que la de Spring Hill será inaugurada en 2023 y empleará a 1,300. Es probable que las nuevas plantas de baterías requieran cifras similares de personas, pero Cain no hizo comentarios sobre los números.

Las dos plantas en construcción enviarán celdas a cinco fábricas donde GM planea armar vehículos eléctricos. Pero las dos plantas no pueden producir suficientes para alimentar a todas las fábricas si las ventas se incrementan.

Las plantas de ensamblaje de vehículos eléctricos están en Detroit-Hamtramck, Michigan; en Orion, Michigan; en Spring Hill, Tennessee; en Ingersoll, Ontario; y en Ramos Arizpe, México. Es probable que las nuevas plantas de baterías se ubiquen cerca de cuando menos algunas de las fábricas de ensamblaje.

En la actualidad, las ventas de vehículos eléctricos representan menos del 2% de todas las ventas de vehículos nuevos en Estados Unidos, pero están incrementándose y se pronostica que crezcan conforme más automotrices lancen nuevos modelos y el gobierno federal ofrezca créditos fiscales ampliados y otros incentivos para adquirirlos.

Agencia AP
Associated Press es una organización de noticias global independiente dedicada a la información fáctica, fundada en 1846 y ahora con presencia mundial.
Artículo anteriorEuropa y EE. UU. acuerdan poner fin a disputa Airbus-Boeing
Artículo siguienteBrasil: 41 casos de COVID-19 vinculados a Copa América