Flaminio Bonilla

post author

Flaminio Bonilla Valdizón
flamabonilla@gmail.com

Veintiocho días después de conocerse la alfombra con dinero para algunos ciudadanos rusos en la residencia de Giammattei, la zona 15 Vista Hermosa 1, se supo declaró este reportaje el The New York Times. El Departamento de Estado de Estados Unidos, a la Fiscal General Consuelo Porras y su Secretario General del MP, Ángel Pineda Ávila están agregados a la “Lista Engel” de actor corruptos y NO democráticos de la Sección 353. El futuro del presidente en 2022, estará seguro en esta Lista, por corrupto, mentiroso, estúpido, cobarde, por cretino y cínico; está en su laberinto por su caos y su anarquía.

Giammattei estará siempre con los CÍNICOS, de una legión de políticos personas desvergonzadas, que no tienen principios para cometer actos inmorales, siempre y cuando consigan algún beneficio para sí o para sus más cercanos colaboradores. Por ello José Ingenieros afirmó que “Gil Blas, Tartufo y Sancho son los árbitros inapelables de esta ciencia y de ese arte”. La palabra cinismo es ahora sinónimo de inmoralidad, indiferencia, insensibilidad y se ha definido el cinismo como la desvergüenza en defender o practicar acciones vituperables.

En mi columna de este vespertino del 25 de agosto 2021, dije esto: -Otro “clavo” para el Ataúd Político de Consuelo Porras Argueta- y el 20 de septiembre 2021 EE.UU. sanciona a la Jefa del MP por obstruir investigaciones de corrupción y no es elegible para visa y admisión, informó el Departamento de Estado. Por eso Giammattei y Porras están con una alianza corrupta, en derecho penal porque los dos están en una colusión: una de las modalidades corruptas más lesivas contra el Estado.

Giammattei y Porras son FARISEOS, quienes desde la ley mosaica se han caracterizado como una secta y una clase, que supuestamente observa rigurosa y formalmente la ley, pero en la realidad han fingido siempre rigor, formalismo y no cumplen correcta y adecuada con las leyes. En la antigüedad se les tenía como taimados e hipócritas. Hoy día la connotación del concepto casi no ha variado en todas las sociedades modernas, en todas las clases sociales y en todos los grupos humanos encontramos a este tipo de seres que son despreciables por su falso puritanismo y su fingido, Los fariseos han incursionado cual plaga las sociedades desde la antigüedad. Juan El Bautista, les llamó raza de víboras y en todo el curso de la Evangelios establecemos que los fariseos aborrecen y la bondad de Jesucristo; incluso cuando Jesús hizo ver a un ciego y hablar a un mudo que estaban endemoniados, los fariseos dudaron del milagro y le calumniaron dice EL: “Este no echa demonios sino por el poder de Belcebú, príncipe de los demonios”. En Mateo 12, versículos 31 al 36, se recoge la blasfemia de los fariseos y la maldición que Jesús echó sobre ellos al decir: “¡Raza de víboras!”

Los fariseos son hipócritas, que José Ingenieros nos describe en “El Hombre Mediocre”, como “aquellos que profesan las creencias de fe más provechosas, su religión es una actitud y no un sentimiento y bailan en compás distinto del que marcan los mandamientos”. Giammattei y Porras son fariseos falsos y mojigatos como Tartufo y su moral, son fingidos e hipócritas.

Los PREPOTENTES, los soberbios, iracundos e intolerantes. Este es el perfil de Giammattei, que se cree es poseedor de la verdad absoluta, cuando lo que maneja es verdad a medias, porque no queda bien ni con Dios ni con el diablo. Con la actitud que quien quiere tapar el sol con un dedo, es su actitud de toda esa corte de serviles, aduladores, lambiscones y lacayos como la Fiscal General. Guatemala está ya cansada de CÍNICOS, FARISEOS y PREPOTENTES, estos dos intolerantes con su altivez, pedantes, su arrogancia y su corrupción. Están en un atolladero muy intricado su encrucijada. Más temprano que tarde, Giammattei y Porras irán a la cárcel por su corrupción por el dinero que le robo al pueblo.

¿Creerán en verdad estos cínicos, fariseos y prepotentes en la DIGNIDAD, la SOLIDARIDAD y la JUSTICIA? -La inquietud queda y al que le venga el guante que se lo plante-

Artículo anteriorEl Papa denuncia que 3,000 millones de personas pasan hambre en el mundo y pide superar la «fría lógica del mercado»
Artículo siguienteUn Organismo Judicial de vergüenza