POR MARGARITA GIRÓN
jgiron@lahora.com.gt

En redes sociales circuló este día un video del presidente Alejandro Giammattei del año 2011, cuando participó en un foro universitario, como parte de su campaña política en la contienda electoral de ese año, en donde participó por el Centro de Acción Social (CASA), obteniendo menos del 2 por ciento de los votos. En esa elección resultó electo como Presidente Otto Pérez Molina, quien no finalizó su Mandato debido a su presunta vinculación en actos de corrupción.

En el video, el Presidente cuestiona al Gobierno de turno, que para ese año era presidido por Álvaro Colom, del partido UNE. “¿Dónde está el dinero? Q200 mil millones”, dijo Giammattei.

Además, cuestionó temas como mejoras en carreteras, salud, seguridad, desnutrición y pobreza. El Mandatario aseguró que de cada Quetzal que los guatemaltecos pagaban de impuestos en 2011, Q.0.87 eran destinados a gastos de operación y funcionamiento del Gobierno, Q0.10 para pago de deuda externa y Q0.03 van para inversión social. “¿Cómo no vamos a tener la pobreza que tenemos?”, aseveró.

“Tenemos un Gobierno demasiado grande, demasiado oneroso, tenemos al segundo Presidente del continente americano mejor pagado y al primer presidente latinoamericano mejor pagado. Tenemos un Presidente que si se le rompen los zapatos se los pagamos nosotros, si se quiere chupar un contenedor de Johnnie Walker azul se lo pagamos nosotros. Es el dueño del país y eso no se vale, por qué no vive con su sueldo”, dijo.

LEA: CACIF pide reducir techo presupuestario, preocupados por nivel de endeudamiento

¿CUÁNTO PROPONE SU GOBIERNO PARA PAGAR LOS RUBROS QUE CRITICÓ EN 2011?

Ricardo Barrientos, economista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) fue consultado por La Hora, para conocer según su análisis, cuánto de cada Q1 percibido de los ingresos tributarios propone usar Giammattei en el presupuesto 2021, en contraste con lo que criticó en su campaña electoral del 2011.

Barrientos refirió que los datos mencionados por Giammattei en 2011 de alguna forma son correctos, aunque están basados en datos “rebuscados”; sin embargo, cabe destacar que Giammattei no estaba hablando del techo presupuestario, sino de la estructura de los ingresos tributarios, los cuales no financian todo el presupuesto.

El analista explicó que los datos referidos por el Mandatario, desde una perspectiva política, lo que salta a la vista es cómo su discurso en la propaganda política choca con su gestión como Presidente.

“El discurso de 2011 es demagogo porque en realidad, él está hablando de cosas, que al parecer en la práctica desconocía cómo funcionaban y no las ha podido cambiar o estando en el poder se niega a hacerlo”, dijo.

De acuerdo con el investigador, no se le puede juzgar por el presupuesto actual, que es el de 2018, pero sí se puede hacer crítica y puede contrastar con su discurso del 2011 la propuesta hecha para el 2021.

lea: Fundesa: 27 municipios muestran mejores desempeños en competitividad

Barrientos destacó que, en el presupuesto no se ven cambios para corregir los aspectos que él señaló en su discurso respecto a los ingresos tributarios.

De acuerdo con datos citados por Barrientos, la estructura propuesta por Giammattei mantiene lo que criticó. En tal sentido señala que para el 2021, el total de los ingresos tributarios es de Q61,426.1 millones, una cifra menor a los Q 64,027.7 millones detallados en el presupuesto vigente.

Según datos globales del presupuesto para el 2021, la asignación recomendada para gastos de funcionamiento es de Q62,875.6 millones, de los Q 99,700 propuestos como techo presupuestario.

“En el 2011 él –Giammattei- se quejaba que de cada quetzal de impuestos que se pagaba, Q0.87 iba para funcionamiento, pero en el proyecto de presupuesto, de cada quetzal que se estima en pago de impuestos, Q.1.02 iría a pago de funcionamiento en el proyecto de presupuesto para 2021”, dijo.

Además, detalló que, que en la propuesta de Giammattei, de cada Q1 percibido de impuestos, Q.0.14 irían para pago de la deuda externa.

Respecto a la inversión social, indicó que hay distintas clasificaciones para el mismo y no es posible determinar a qué clasificación se refería Giammattei en su discurso. No obstante, si se toma como base la clasificación de programas sociales, que incluye Transferencias monetarias condicionadas para alimentos, Comedores, Escuelas abiertas, Transferencias condicionadas de salud y educación, el porcentaje que encuadraría con lo expuesto por el Mandatario, sin embargo, en la propuesta actual, el Gobierno estaría proponiendo menos de Q.0.02 a este rubro derivado de ingresos por impuestos.

El presidente Alejandro Giammattei se refirió al tema presupuestario en 2011 como candidato ahora su Presidencia debió formularlo. Foto La Hora/Presidencia

“En el 2011 él se queja que cada quetzal Q0.03 iba para programas sociales si lo interpretamos de esa forma, pero en el proyecto del presupuesto para el 2021, de cada quetzal de impuestos, su Gobierno estaría dedicando menos de dos centavos para programas sociales”, dijo.

Cabe destacar que, esa clasificación está vigente como gasto social, a partir del 2012, un año después que el Mandatario hiciera dichas aseveraciones, por lo tanto, no se establece el origen de los datos citados por Giammattei en su discurso.

“En todos los casos, en el proyecto de Ley para el 2021, la situación empeoraría si se compara con lo que el cuestionó”, enfatizó Barrientos.

Ricardo Barrientos, economista del Icefi.
FOTO LA HORA: DENIS AGUILAR

CIEN: HABRÍA QUE ESTABLECER DE DÓNDE SACÓ LOS DATOS

Para Hugo Maul, analista y economista del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), no se puede establecer a qué se refería el Mandatario con los porcentajes que dio en su discurso.

“Yo el problema que veo es que él dio unas cifras y no sabemos de dónde las sacó y no podemos asegurar que sean falsas o verdaderas, porque hay muchas maneras de analizar el presupuesto. Puede ser que la inversión sea certera, pero habría confirmar qué incluyó en ese porcentaje”, aseveró.

Para Maul, en el tema de la deuda, en donde Giammattei refirió que Q0.10 se dedicaban del presupuesto, es probable que el Mandatario haya confundido términos, ya que en ese tiempo se destinaban Q0.10 de la recaudación tributaria total a pagar los intereses de la deuda, hoy eso es como el 20%, añadió.

Además, destacó que es necesario contextualizar que el discurso fue en el contexto político y aunque pareciera tener razón en algunos porcentajes utilizados, es necesario revisar las cifras del 2011 detalladamente para poder contrastar los porcentajes detallados.

El economista del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), Hugo Maúl. Foto La Hora

PLAZO PARA APROBAR PRESUPUESTO VENCE EL 30 DE NOVIEMBRE

El plazo para la aprobación del proyecto de presupuesto para el 2021 vence el 30 de noviembre, aunque aún no se conocen los detalles que la Comisión de Finanzas del Congreso de la República realice al respecto. Temas como la infraestructura vial y recuperación económica, han sido prioridad para el Gobierno, que en su estructura global del techo presupuestario y no de recaudación tributaria, como lo mencionó Giammattei en 2011, propone un 16.3% para la deuda pública, un 20.6% para inversión y un 63.1% en funcionamiento.

 

Margarita Girón
Periodista y licenciada en Ciencias de la Comunicación, orgullosa sancarlista. Realizo materiales periodísticos de Migración, Economía, temas enfocados en la Mujer y otras fuentes de información nacional. Soy guatemalteca, madre y mujer con sueños de ver a mi país mejor, sin corrupción y con oportunidades para todos.
Artículo anteriorAcisclo Valladares se entregó a la Justicia de EE. UU.
Artículo siguienteTras nombramiento de Molina Barreto, EE. UU. recuerda: la justicia independiente no es negociable