Galdámez, que quedó de octavo, se hace presente a la revisión de actas

Foto La Hora/José Orozco

POR CHRISTIAN GUTIÉRREZ
cgutierrez@lahora.com.gt

La audiencia para la revisión y conteo de votos por la Comisión de Verificación de Actas del Tribunal Supremo Electoral dio inicio esta mañana en el Parque de la Industria, sin embargo, dicho procedimiento no pudo empezar debido a la intervención de fiscales de los partidos políticos así como del diputado y expresidenciable de FCN-Nación, Estuardo Galdámez, quien se hizo presente.

Galdámez reprochó a la Comisión de Verificación de Actas su legitimidad para realizar la revisión de las actas y dijo que no había motivo o justificación del por qué no se encontraban los magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) presentes.

Además, el diputado oficialista, quién en un conteo preliminar obtuvo un 4.12% de los votos, que lo posicionó en el octavo lugar, pidió que los magistrados del TSE se presentaran a “dar la cara al pueblo de Guatemala” y señaló como un “irrespeto a la democracia del país” el inconveniente que se tuvo con el conteo de los votos.

Los fiscales de los partidos políticos fueron los que inicialmente solicitaron que los magistrados del TSE estuvieran presentes en la revisión de las actas.

Al cierre de esta nota la reunión permanecía suspendida, ya que los fiscales de los partidos políticos se encontraban discutiendo cual podría ser la dinámica a seguir para hacer la revisión de las actas o si esta se suspendía.

Además del diputado Galdámez, se observó la presencia de los diputados oficialistas Javier Hernández y Armando Melgar Padilla, así como del expresidenciable por el partido Victoria, Amílcar Rivera.

El pasado fin de semana, el director del Departamento Informática del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Gustavo Castillo, reconoció que se cometieron errores en el conteo de votos.

El TSE agendó para este día la revisión de acta por acta que se acordó con fiscales de los partidos políticos, el pasado jueves. Según un Acuerdo emitido el viernes, la audiencia empezaría a las 8 de la mañana y se llevaría de forma ininterrumpida, con turnos de parte de las organizaciones políticas así como de la Comisión designada por el Tribunal.