EDITORES Y CÁMARA DE INDUSTRIA TIENEN UNA PUGNA LEGAL POR EL NOMBRE

Futuro de Filgua en las manos de la Registradora de PI

Desde hace ya varios años Filgua se lleva a cabo como un espacio para la promoción de la lectura. FOTO LA HORA/FILGUA/TWITTER

POR REDACCIÓN LA HORA
lahora@lahora.com.gt

Desde hace un par de años, la Asociación Gremial de Editores de Guatemala (AGEG), organizadores de la Feria Internacional del Libro de Guatemala (Filgua) se encuentran en pugna legal con la Cámara de Industria de Guatemala (CIG) por el registro del nombre “Filgua” en el Registro de Propiedad Intelectual.

Actualmente, la decisión de otorgar o no la propiedad de la marca “Filgua” a la Asociación Gremial de Editores queda en manos de la Registradora de Propiedad Intelectual, Sylvia Ruiz.

¿CÓMO NACIÓ FILGUA?

La Feria Internacional del Libro, promovida por dicha Asociación, reúne anualmente a editores y autores con sus lectores. En los últimos años, la Feria se trasladó del Parque de la Industria al Forum Majadas.

Raúl Figueroa Sarti, de F&G Editores, explicó que en 1990 se realizan diversas actividades en torno a la reglamentación de la Ley de Fomento del Libro, aprobada en 1989 y tales acciones fueron coordinadas por el Comité Gremial de Editores adscrito en ese entonces a la Cámara de Comercio de Guatemala.

En 1998, por considerar que su actividad es más de carácter industrial que comercial, los socios del Comité Gremial de Editores deciden, como organización, afiliarse a la Cámara de Industria y dejar de ser parte de la Cámara de Comercio, detalló Figueroa.

Las primeras ediciones se realizaron cada dos años, a partir del 2000, con los aportes financieros de editores y de la cooperación internacional. La primera vez que se realizó la Filgua en Guatemala fue en el año 2000, con el nombre de IV FILCEN, ya que se había decidido que en la ciudad de Guatemala se realizaría la IV Feria Internacional del Libro en Centroamérica (FILCEN).

Entre 2000 y 2008, se realizaron cuatro ediciones, cada dos años.

Según la Asociación Gremial de Editores, el apoyo de la CIG se redujo a la firma de contratos con COPEREX, para el uso de las instalaciones del Parque de la Industria, debido a que la Gremial de Editores carecía de personería jurídica, algo que representantes de dicha Cámara niegan.

En 2008, los organizadores de la Feria decidieron hacer de Filgua un evento anual, además, por primera vez contaron con apoyo gubernamental que fue canalizado por medio de la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia, esto durante los años 2008 y 2015.

Debido a que este apoyo era incierto, los directivos de la Asociación Gremial de Editores de Guatemala empezaron a gestionar en el Congreso que se incluyera en el Presupuesto una partida para Filgua, logrando con esto, en 2017, una asignación de un millón de quetzales.

SEPARACIÓN CON LA CIG Y REGISTRO DE FILGUA

En 2017, debido a dificultades que representaba para la Gremial continuar en la Cámara de Industria, los editores acordaron en Asamblea General disolver dicha Gremial dentro de la CIG, donar sus bienes a la Asociación Gremial de Editores de Guatemala y renunciar a dicha Cámara. Ese mismo mes, la AGEG inicia en el Registro de la Propiedad el registro a su nombre de Filgua.

En abril de 2018, Juan Carlos Tefel, presidente de la CIG, envió una carta al presidente de la AGEG en la cual solicitó que se deje de usar ese nombre para la realización de la XV Feria Internacional del Libro en Guatemala, arrogándose derechos sobre el nombre “Filgua”, explicó Philippe Hunziker, gerente general de Sophos.

En mayo se publicó un edicto del Registro de la Propiedad Intelectual como paso previo a asignar a la AGEG la propiedad sobre la marca.

En julio de ese año, Tefel presentó ante el Registro un memorial en el que se opone a que se otorgue a la AGEG la propiedad de la marca.

En octubre de 2018, el Ministro de Cultura hizo público un Acuerdo ministerial mediante el cual se institucionaliza el aporte del Ministerio de Cultura, por Q1 millón, para que la Asociación Gremial de Editores y no la CIG organice Filgua.

AGEG: CIG NUNCA APORTÓ RECURSOS

Los miembros de la AGEG señalan que las gestiones que llevaron a la creación de Filgua, originadas en el seno de editores reunidos, comenzaron mucho antes de la inscripción de los mismos en la CIG.

“La Filgua es una feria que requiere una intensa organización y la implicación absoluta de los editores para su éxito. También requiere de recursos, que siempre han sido gestionados, obtenidos o erogados por los propios editores. La Cámara de Industria nunca ha aportado recursos para su realización, y se ha abstenido de intervenir en favor del Gremio de Editores (incluso cuando el mismo formaba parte de la Cámara de Industria) cuando COPEREX puso condiciones cada vez más difíciles de satisfacer para llevar a cabo la Filgua en el Parque de la Industria”, señala Philippe Hunziker, de SOPHOS.

Además, hacen ver que la CIG está representada en el directorio de COPEREX.

NADIE HABÍA SOLICITADO EL REGISTRO DE FILGUA

Por otro lado, Hunziker señala que, en el plano legal, una simple revisión de los textos vigentes evidencia que el derecho ampara en materia de marcas, a quien registra una marca por primera vez, toda vez que esta marca no interfiera con una previamente registrada.

“El registro de Filgua nunca había sido solicitado hasta que, ya con personería jurídica, los editores decidieron hacerlo. La oposición de la Cámara de Industria al registro de la marca por la AGEG no tiene caso, pues no existe ninguna marca registrada por la CIG que se vea afectada por el registro de Filgua por la AGEG. Ningún supuesto uso previo puede amparar a la CIG, porque dicho uso previo no está previsto por la ley, y porque los editores podrían en cualquier caso alegar uso previo por la conceptualización de Filgua antes de que los editores se hubieron adscrito a la CIG”, argumenta.

Philippe Hunziker, de SOPHOS explicó se refirió a la situación que están atravesando.
FOTO LA HORA

“La Cámara de Industria nunca ha aportado recursos para su realización, y se ha abstenido de intervenir en favor del Gremio de Editores (incluso cuando el mismo formaba parte de la Cámara de Industria) cuando COPEREX puso condiciones cada vez más difíciles de satisfacer para llevar a cabo la Filgua en el Parque de la Industria”

Philippe Hunziker, de SOPHOS

CIG: ESPERAMOS SE RESUELVA POR LA VÍA LEGAL

Javier Zepeda, director ejecutivo de la CIG, indicó que ellos accionaron legalmente en contra del registro de la marca de Filgua porque tienen los argumentos por los cuales consideran que la marca le pertenece a la CIG y por eso decidieron irse al área legal.

A Zepeda se le preguntó por el argumento de la AGEG, sobre que el registro de Filgua nunca había sido solicitado y que por ello consideran que la postura de la CIG no tiene caso a lo que respondió: “Por ese tipo de desacuerdo es que no quisiera que se vuelva un tema mediático y por eso nosotros hemos decidido abordarlo por la vía legal y esperamos que se resuelva de la mejor manera por esta vía”, manifestó.

El Director Ejecutivo también negó que el apoyo de la CIG a los editores haya sido únicamente con la firma de contratos para usar las instalaciones del Parque de la Industria. “De ninguna manera, es una opinión que no compartimos, ellos tendrán el derecho de tener su versión, pero bajo ningún punto de vista consideramos que sea así, pero esperamos que ese tipo de situación se resuelva por la vía legal como hemos venido haciendo desde hace unos meses, pero no estamos de acuerdo con esa apreciación”, indicó.

Finalmente, se le preguntó si el Registro accede a su petición, si realizarán las futuras ferias internacionales, a lo que indicó que sí.

“Vamos a ser respetuosos de lo que diga la ley y la idea es seguir promoviendo el gremio como hacemos con otros gremios”, anotó.

Javier Zepeda, director ejecutivo de la CIG dijo que espera que esto se resuelva por la vía legal.
FOTO LA HORA

“Por ese tipo de desacuerdo es que no quisiera que se vuelva un tema mediático y por eso nosotros hemos decidido abordarlo por la vía legal y esperamos que se resuelva de la mejor manera por esta vía”

Javier Zepeda, director ejecutivo de la CIG