FMI: expectativas son favorables; abogan por anticorrupción y levantar secreto bancario

Por Denis Aguilar
daguilar@lahora.com.gt

Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) señaló que aunque en el corto plazo las expectativas de crecimiento económico para Guatemala son favorables, el Gobierno debe reafirmar los compromisos anticorrupción, así como levantar el secreto bancario para tener una Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) más reforzada.

Lo anterior se dio a conocer en una conferencia de prensa ofrecida en la sede del Banco de Guatemala (BANGUAT), tras la evaluación realizada al país con motivo de las consultas que establece el artículo IV sobre el Convenio Constitutivo de la entidad

“La salida de la CICIG resalta la necesidad de preservar los logros legales e institucionales alcanzados durante su colaboración con el Ministerio Público, y de dar continuidad a los casos pendientes. A tal fin, los esfuerzos deben ir encaminados a fortalecer las competencias de investigación y de procesamiento del Ministerio Público, así como reducir la mora judicial”, dice el informe del FMI.

Asimismo, el FMI pidió que se prevalezca la independencia financiera del Ministerio Público y que esta se consolide.

“Adicionalmente, es esencial reforzar el carácter preventivo de la estrategia anticorrupción mediante reformas—algunas de las cuales están en curso—para fortalecer el régimen de contrataciones públicas y la prevención del lavado de dinero y financiación del terrorismo (LD/FT), reducir la burocracia de los procesos administrativos, mejorar el cumplimiento de los contratos, y aumentar la transparencia de las exenciones fiscales”, resaltaron.

En el caso de la SAT, el FMI recomienda que esta se debe fortalecer, pues lo ingresos tributarios con relación al Producto Interno Bruto (PIB) se redujeron 0.5 por ciento en el periodo 2016-2018.

“Revertir la disminución en la recaudación de impuestos pasa por fortalecer el control de los grandes contribuyentes, mejorar el uso de la información tributaria para reducir el incumplimiento, reasignar recursos hacia auditorías basadas en el riesgo, y reconsiderar el levantamiento del secreto bancario a efectos de auditoría tributaria. Con respecto a este último, la actual suspensión, además de debilitar la recaudación, podría menoscabar el cumplimiento de Guatemala con respecto a tratados internacionales de transparencia”, indicaron.

El FMI indicó que la expectativa de crecimiento del 3.4 por ciento para este año, se debe a un impulso fiscal positivo, atribuyendo además una recuperación en las exportaciones luego del retroceso que estas tuvieron, además del dinamismo en l inversión privada.

“El crecimiento llegaría a su punto máximo del 3.7% en 2021, antes de converger hacia la tasa potencial de 3.5% hacia 2024, mientras que se proyecta que la inflación se mantenga en el rango meta del 4%±1. La balanza de cuenta corriente se deterioraría hasta el -1.5% del PIB hacia 2024, si bien las reservas internacionales se mantendrían en niveles aceptables”, señalaron.