El acceso a las vacunas sigue siendo el principal motivo de las divisiones que marcan la recuperación mundial. Foto: La Hora.

Redacción Economía
lahora@lahora.com.gt

El martes 12 de octubre, el Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó su reporte semestral de Perspectivas de la Economía Mundial, en el cual hace un leve ajuste a la expectativa de crecimiento que había fijado para el 2021, en su reporte de abril del presente año.

El Fondo Indicó que el crecimiento del primer trimestre coincidió con las expectativas por la adaptación a la actividad económica a la pandemia y las restricciones impuestas, así como las políticas de apoyo en muchos países.

Sin embargo, las expectativas de crecimiento para 2021 bajaron levemente (0.1%) por las infecciones de COVID que han golpeado muchas economías y por la crisis de contenedores que afecta la cadena de suministros a nivel mundial. Ha crecido la deuda, la cantidad de personas en pobreza y el empleo bajó, especialmente para mujeres. La inflación es otra preocupación, al subir precios de alimentos, medicinas y petróleo.

 

EL EFECTO DE LA FALTA DE VACUNACIÓN

Algo que remarca el informe es cómo “el acceso a las vacunas sigue siendo el principal motivo de las divisiones que marcan la recuperación mundial”. Hay una fuerte disparidad entre las personas vacunadas en las 7 Economías Avanzadas del mundo que tienen en promedio arriba del 70% de la población con al menos una dosis de vacuna, comparada con países en vías de desarrollo que tienen tasas mucho más bajas. Guatemala tiene un 27% (datos de Our World in Data) gráfico 1.1.

Foto: ourworldindata.org

AMÉRICA LATINA

En la sección del reporte que corresponde a América Latina, el FMI al contrario hace una leve alza a la expectativa de crecimiento. Menciona que el relajamiento de las medidas ayudó al crecimiento en la región pero “la esperanza de una vuelta a la normalidad está amarrada a las vacunas.” Resaltan a Chile y Uruguay como países que ya han rebasado el 75% de personas vacunadas, y que Argentina, Brasil, Costa Rica, entre otros, subieron 6 puntos porcentuales en la vacunación en las últimas dos semanas previas a la publicación del reporte y que eso es un motivo de optimismo.

Sin embargo, menciona que “en el lado negativo, los países de Centroamérica y el Caribe reportan tasas de abajo del 20%, y la participación de la población vacunada avanza a un paso demasiado lento”. (Guatemala tiene 27%).

En las economías avanzadas el principal reto es la resistencia a la vacuna. En países emergentes principalmente es la deficiencia de suministro de la vacuna y luego la resistencia.

El reporte recuerda que la vacunación no podrá erradicar completamente la transmisión del Covid 19, pero que evita los efectos más perjudiciales, incluida la muerte, lo que hará que 2022 tenga menos ingresos hospitalarios y muertes debido al virus.

El FMI ha instado a los productores de vacunas a que ayuden a la producción de vacunas en países en desarrollo.

 

Artículo anteriorCOI, preocupado por propuesta de Mundial cada 2 años
Artículo siguienteVacunación en el Interior: una crónica que debe leer para creer