Imagen ilustrativa del transporte de carga marítima. En este caso se informó que las exportaciones de China cayeron 6,6% en marzo comparado con el año pasado. Foto: La hora: AP.

 

El transporte de carga marítima proveniente de los países asiáticos ha elevado tarifas. De un flete que en promedio costaba US$2,500 ahora los importadores deben pagar hasta US$11 mil.

Marcos Hernández, director de desarrollo de negocios internacionales de Latinoamérica de UNICARGA, comenta desde Miami que este fenómeno obedece a la reactivación comercial post pandemia, lo que ha saturado los puertos y, por tanto, la carga en los puertos.

“Hay mucha demanda. Se están llenando las reservas en cada puerto. De manera que las navieras aprovechan esta demanda para subir los precios. En nuestro caso, UNICARGA, como consolidadores logísticos (contenedores), nos adaptamos a la realidad del mercado”, explica.

Además, detalla que la situación se ha convertido en un “embudo”, debido a las restricciones de varios países. Primero, porque las aerolíneas de carga y navieras comenzaron a recibir muchas reservaciones. “Lo que provocó una alta demanda”, afirma Hernández.

El regreso a la normalidad del comercio internacional ha permitido que se levanten las restricciones para transportar bienes y servicios a diversos destinos desde los países asiáticos, lo que ha generado alta demanda de transporte, es por eso que las compañías marítimas incrementen sus precios.

GUERRA COMERCIAL Y ALZA DEL PETRÓLEO

El director de desarrollo de negocios internacionales de Latinoamérica de UNICARGA, Marcos Hernández explica que alza en los precios del petróleo incide en esta dinámica. Foto: La Hora/AP.

La guerra comercial entre China y Estados Unidos ha impactado en los países latinoamericanos, según Hernández, pues el cierre de tránsito de los buques chinos hacia el país del norte obliga a que la ruta sea más extensa y más costosa. Un segundo impacto es el alza en los precios del petróleo.

Hernández observa que parte de las soluciones es que Estados Unidos suprima las sanciones comerciales con China. Prevé que hasta el 2022 el escenario sea diferente, se reduzca la demanda y las tarifas tiendan a la baja.

Para los importadores guatemaltecos, el sobrecosto en el transporte marítimo, hasta de 500%, les ha implicado un alza en sus costos operativos, el cual por lo general se recarga en el aumento de precios de los bienes y servicios provenientes de China.



 

Ana Lucía González
Periodista guatemalteca apasionada por contar historias de la realidad nacional. En ser voz de los que no tienen voz. Afanada en un aprendizaje constante. Me debo a los lectores y a mis valores y principios.
Artículo anteriorSe eleva a 82 la cifra de casos de COVID-19 relacionados con la Copa América
Artículo siguienteAlemania y Francia piden estar atentos a variante delta