Al abandonar el hemiciclo, el Ministro de Gobernación aseguró que “la interpelación se desarrolló apegada a derecho” y que fueron aclaradas las dudas a los diputados. Foto: La Hora/Congreso.

Por Sara Solórzano
ssolorzano@lahora.com.gt

La interpelación contra el ministro de Gobernación, Gendri Reyes finalizó hoy sin determinar responsabilidades en la cartera y la Policía Nacional Civil (PNC), por el uso excesivo de fuerza durante las manifestaciones del sábado 21 de noviembre del año pasado. Los diputados interpelantes tampoco lograron que se conociera el voto de falta de confianza al funcionario.

Desde el mediodía, y a pesar de un plantón de salubristas, frente a uno de los accesos al Palacio Legislativo, los legisladores continuaron cuestionando a Reyes sobre la responsabilidad de ordenar que los antimotines accionaran contra los ciudadanos pacíficos.

Uno de los argumentos utilizados por los diputados es que, de los 43 detenidos, la mayoría fueron liberados 24 horas después por falta de mérito.

También cuestionaron el motivo por el cual el Palacio Legislativo no estaba resguardado, como en otras ocasiones, por elementos de la PNC, sin embargo, casi todas las repreguntas no fueron respondidas por el funcionario, quien como en sesiones anteriores adujo que existe una investigación penal de los hechos que está en reserva judicial.

Al abandonar el hemiciclo, el Ministro de Gobernación aseguró que “la interpelación se desarrolló apegada a derecho” y que fueron aclaradas las dudas a los diputados, “se cumplió con lo que establece la Constitución Política de la República”, añadió.

MENCIONA PRESUNCIÓN DE INOCENCIA

La diputada Lucrecia Hernández Mack, de la bancada movimiento Semilla, consultó sobre los motivos por los cuales no fue destituido el director de la PNC, José Antonio Tzubán Gómez, a lo que Reyes respondió “que nadie puede ser juzgado antes de no haber sido vencido en juicio o declarado por órgano competente”.

Además, argumentó que, en su calidad de funcionario, no le compete determinar culpabilidad y que es el Ministerio Público el responsable de las investigaciones correspondientes.

Durante la jornada, varios diputados de la alianza oficialista, como Patricia Sandoval de FCN-Nación, defendieron al titular de la cartera de Gobernación y criticaron al Procurador de los Derechos Humanos, así como a los interpelantes.

Tras varias horas de discusión, se rompió el quórum y no se conoció el voto de falta de confianza, a la vez, finalizó el primer período de sesiones ordinarias del 2021.

Lea: Reyes dice desconocer amenazas a Gustavo Alejos en Mariscal Zavala

SEGÚN RODRÍGUEZ SE “DESPEJA AGENDA”

El presidente del Congreso, Allan Rodríguez, manifestó que se sentía “contento” porque al finalizar la interpelación se despeja la agenda legislativa y señaló a los diputados que realizaron el juicio político entraron “en un juego para entrampar el trabajo legislativo, tienen dos meses de no venir al hemiciclo”, dijo.

Rodríguez añadió que para el segundo período ordinario avanzarán en la aprobación de leyes “importantes” y conocer otros proyectos en beneficio de la población.

ANTECEDENTES

En su oportunidad, los legisladores de bancadas como Semilla, Winaq, URNG-Maíz, UNE, Bien y Victoria, consideraron que hubo un uso desproporcionado e injustificado de la fuerza que ocasionó la violación de los derechos humanos de los ciudadanos que participaron en las manifestaciones pacíficas de noviembre y por ello solicitaron interpelar al Ministro de Gobernación.

El juicio político contra Reyes fue solicitado el 30 de noviembre de 2020 e inició en enero, sin mayores avances.

Por si no lo vio: Diputados proponen crear una Secretaría de Asuntos Espaciales

Sara Solórzano
Periodista profesional egresada de la Universidad de San Carlos de Guatemala, futura abogada y notaria. El centro de mi vida es Dios. Comprometida con la verdad y la justicia. Amante del buen café
Artículo anteriorJulie Chung: ONG´s son necesarias para la construcción de un futuro democrático
Artículo siguienteComisiones Paralelas 2020: Paiz, Gálvez y tres señalados más seguirán en prisión preventiva