TRANSPORTE PÚBLICO

FCN y UNE prometen investigar malos manejos del subsidio

POR V. CONTRERAS y M. RODRÍGUEZ
lahora@lahora.com.gt

El subsidio al transporte urbano, ampliado hasta Q435 millones con la aprobación del Presupuesto 2015, es el más alto en la región centroamericana y a la vez, el que peor servicios ofrece a la población.

La distribución y el uso irregular del subsidio por parte de la Asociación de Empresas de Autobuses Urbanos (AEAU), nunca ha sido un problema desconocido para los usuarios y las instituciones a cargo de su regulación, que ha dejado evidencia de ello en sus informes anuales de auditoría.

CLIENTELISMO

Con referencia al tema, Jafeth Cabrera, compañero de fórmula de Jimmy Morales del FCN, manifestó que es evidente que el subsidio no ha tenido ningún impacto porque los empresarios de los autobuses no lo han distribuido equitativamente, sino más bien de una manera clientelar.

Cabrera expresó que dentro de la propuesta del partido para enfrentar el problema será realizar un estudio para tratar de lograr establecer un subsidio que realmente fortalezca las necesidades de la población.

“Primero se debe contar con un registro de todos los empresarios de autobuses que actualmente circulan, así como revisar sobre la forma en cómo se ha repartido, puesto que realmente no ha tenido ningún impacto favorable porque las unidades siguen en malas condiciones y tampoco se ha dado la renovación de éstas”, explicó.

Recientemente la Contraloría General de Cuentas emitió una denuncia penal en contra de Rudy Maldonado, presidente y representante legal de los transportistas, así como Mario Vargas y Óscar Rossi, miembros de la referida asociación, por el manejo irregular de Q121 millones 573 mil, por el uso anómalo del subsidio y compra de artículos destinados a la implementación del sistema prepago que no fueron instalados en los autobuses.
INVESTIGARÁN

Mario Leal, candidato vicepresidencial de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), criticó el colapso del transporte público y el maltrato a los usuarios a través de unidades en mal estado cuyos propietarios reciben un subsidio mensual de parte del Estado. Por ello y ante la opacidad en el manejo de estos recursos, se comprometió a investigar a las partes involucradas, entre ellas la AEAU y el Ministerio de Comunicaciones.

Leal lamentó que en los últimos años el sistema de transporte público en la ciudad capital se haya convertido en un modelo inservible y carente de transparencia, producto de un inapropiado control de los recursos que aporta el Estado a los empresarios del sector, lo cual causa que la población no cuente con un servicio eficiente y digno.

Por esa razón, el político indicó que de llegar al Gobierno el próximo año junto con Sandra Torres, se realizará una exhaustiva y minuciosa auditoría de los recursos que entrega el Estado a través de la cartera de Comunicaciones a la Asociación de Empresas de Autobuses Urbanos (AEAU), a la cual están adheridas alrededor de 29 asociaciones y cooperativas.

“El subsidio bien puede ser necesario según las condiciones actuales y los niveles de pobreza pero también hay mucha corrupción en este sistema y tenemos que entrarle realmente a auditarlo y cerrar los chorros de tantos recursos que bien podrían estar ser utilizados en el fortalecimiento del sector salud o educación y en temas de seguridad. Ya es hora de una revisión seria del actual modelo para que garantice un beneficio efectivo para los millones de usuarios capitalinos”, expresó el empresario.

Leal insistió en que el transporte público en Guatemala es uno de los problemas que más dificultades provoca a la población y para sanear esta situación prometió que desde el gobierno central, se apoyará al alcalde Álvaro Arzú con la implementación de un tren de cercanías para unir la urbe de norte a sur, la ampliación de los ejes del Transmetro y la construcción del anillo metropolitano con el fin de descongestionar las entradas y salidas de la metrópoli.