“Family in Transition” presenta a un padre israelí trans

Por BROOKE LEFFERTS
NUEVA YORK
Agencia (AP)

El documental “Family in Transition” presenta a una familia israelí adaptándose a la transición de su esposo y padre en una mujer.

Filmada en la norteña ciudad israelí de Nahariya a lo largo de dos años, el filme sigue a la pareja de Amit y Galilt Tsuk, quienes han estado casados por 20 años y tienen cuatro hijos.

Es “una película sobre el amor”, de acuerdo con la productora Tal Barda. “Hay muchas formas de amor y muchos cambios pero sigue siendo una película sobre encontrar tu propio camino y ser una persona cariñosa y pareja y madre y esposa, o como sea. Ese es el mensaje de esta película”, agregó.

El documental de 70 minutos, que se estrena el viernes en Nueva York y fue estrenado a mediados de mes en Los Ángeles, es dirigido por Ofir Trainin. Muestra cómo la familia se une para poyar a Amit cuando revela su deseo de someterse a una cirugía de reasignación de género.

“Una de mis hijas fue con su madre, con Galilt, y dijo, ‘nuestro papi está enfermo o guardando un gran secreto’”, dijo Amit. “Y entonces decidimos que teníamos que decirle a los niños lo que estaba pasando”.

Comenzaron con la mayor de sus hijos, Yuval de 17 años. La pareja admitió que no sabían qué iba a pasar. “Así que ella dijo OK, lo intentaré, seremos como la familia Kardashian’. Y todo lo que le importaba entonces era que nos quedáramos juntos”, dijo Amit.

A pesar de que algunos familiares lejanos no apoyaron en un principio la decisión de Amit, ella, su esposa y sus hijos se mantuvieron unidos. El lazo familiar parecía sólido al principio, pero las fallas en su relación comenzaron a mostrarse. Barda dijo que su impulso inicial fue mostrar una historia de amor sobre “un esposo y una esposa que se convierten en esposa y esposa”, pero “en algún momento esto parce colapsar”.

A pesar de que el camino que ha emprendido su familia no es sencillo, Amit dijo que espera que al dejar que las cámaras filmen el proceso esto pueda ayudar a otros.

“Creo que sacrifico mi vida privada cada día”, dijo. “Para hacer que Israel y, espero, el mundo sea un lugar mejor para nuestra comunidad y hacer a la gente mejor”.