A UN PASO DEL DICTAMEN FAVORABLE

Falta una firma para iniciativa que cambia tipificación del financiamiento electoral

FOTO JOSÉ CASTRO

Por Sonny Figueroa
sfigueroa@lahora.com.gt

Ocho diputados han votado a favor del dictamen favorable de la iniciativa de ley para reformar el Código Penal en lo relacionado a la tipificación del delito de financiamiento electoral ilícito en su modalidad de anónimo. Solo falta una firma para que el proyecto de ley pueda ser conocido en el hemiciclo. En tanto, cuatro diputados han votado en contra y falta la firma de otros cuatro legisladores que integran la Comisión Extraordinaria que formuló la iniciativa legislativa.

Los legisladores que votaron a favor de la iniciativa son: Estuardo Galdámez (FCN-Nación), Moisés Castañón (FCN-Nación), Juan José Porras (VIVA), Carlos Fion (Creo), Manuel Conde (PAN), Rudy Castañeda (UCN), Carlos Maldonado (UNE) y Óscar Argueta (UNE).

Los diputados que votaron en contra del dictamen son: Amílcar Pop (Winaq), Walter Félix (URNG), Enrique Álvarez (Convergencia) y Raúl Romero (Fuerza).

FIRMA DE NUEVE DIPUTADOS

La Comisión Extraordinaria encargada de dictaminar la iniciativa de ley para reformar el artículo 407 N del Código Penal, está integrada por 16 diputados, es decir, necesita la firma de 9 legisladores para avalarla y que pueda ser conocida por el pleno de diputados.

De momento lleva 8 votos y necesita uno más para completar el procedimiento. El voto faltante podrían obtenerlo de los diputados: Luis Hernández Azmitia (MR), José Martínez Dell (Todos), Alejandra Carrillo (MR) y Nineth Montenegro (Encuentro por Guatemala), que son los pendientes de firmar.

CAMBIO DE TIPIFICACIÓN Y PENAS

De aprobar el pleno la iniciativa de ley para reformar el artículo 407 N del Código Penal que se refiere al financiamiento electoral ilícito, retiraría la responsabilidad de las finanzas al secretario general de las organizaciones políticas y se deja únicamente en quien reciba el ingreso económico, es decir contador del partido.

Con la reforma se deja una pena de hasta cinco años para los que cometan el financiamiento electoral ilícito en su modalidad de anónimo y no registrado. Esa pena es conmutable.