Experto: ¿Historia a corto plazo? la muerte del asilo en EE.UU. por COVID-19

Los migrantes pueden requerir refugió desde otro país, mientras que el asilo es solicitado en la frontera o dentro de EE. UU. /Foto La Hora/Fernando Llano/AP

Por Grecia Ortíz
gortiz@lahora.com.gt

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS), se prepara para publicar un reglamento con el que usarían la pandemia de la COVID-19, para eliminar la elegibilidad de un solicitante de asilo y la retención de deportación de cualquier persona que haya estado recientemente en un país con brote de una enfermedad infecciosa, como ebola o el coronavirus.

La información la compartió el asesor político del Consejo Americano de Inmigración en Estados Unidos, Aaron Reichlin-Melnick, desde su cuenta de Twitter, quien comentó que DHS, acaba de comenzar su último ataque al asilo, porque el reglamento propuesto usaría al coronavirus para sacar a EE. UU., del Protocolo de la ONU sobre Refugiados, al prohibir el asilo y retención de cualquier persona que provengan de un país con reporte de un brote.

“Bajo esta nueva regla propuesta, la administración Trump quiere declarar que los solicitantes de asilo son un peligro para los Estados Unidos si provienen de un país donde COVID u otra enfermedad contagiosa o infecciosa es prevalente o epidémica. ¿Historia a corto plazo? La muerte del asilo”, afirmó el asesor político.

EVADEN AL PROTOCOLO DE LA ONU SOBRE REFUGIADOS

Asimismo, menciona en que el mes pasado la administración Trump propuso otra regla la cual también terminaría con un proceso de asilo, pero la diferencia clave entre esa regla y esta, es que con la nueva también se aplica a la retención de deportación una forma de asilo de respaldo difícil de ganar.

En esta fotografía de archivo del 5 de octubre de 2019, varios migrantes que desean asilo en Estados Unidos hacen fila con sus documentos en el campo para migrantes afuera de El Puente Nuevo, en Matamoros, México. Foto: Denise Cathey/The Brownsville Herald vía AP.

“A lo largo de la guerra contra el asilo, los abogados del DOJ/DHS ha insistido reiteradamente en los tribunales que no están violando el derecho internacional porque mantienen abierta la posibilidad de retener la expulsión. Dicen que eso es todo lo que requiere el Protocolo de la ONU. Ahora también quieren matar eso”, aseguró.

Al igual que con la regla de asilo de junio, ahora el DHS y el DOJ, dice que solo dará 30 días para responder con comentarios, así que eso se podrá hacer hasta el lunes 10 de agosto.
En el reglamento, el asesor político, dice que el Departamento ha dicho repetidamente a los tribunales federales en los últimos tres años que están sujetos al Protocolo de la ONU sobre Refugiados, sin embargo, ahora ni siquiera lo mencionan.

REGULACIÓN LE DARÍA MÁS PODER A LA ADMINISTRACIÓN TRUMP

Reichlin-Melnick también refiere que la regla contiene “una mentira insultante”, sobre los centros de detención de ICE, al alegar que tienen protocolos para detener la propagación de enfermedades y que el riesgo real de COVID-19 es que, “podría perjudicar la capacidad de ICE de operar sus instalaciones a sus capacidad normal”.

lea: Regla de asilo de terceros países de administración Trump recibe un segundo revés

Pero esta regulación según explicó, incluso iría mucho más allá, y por ello cita a una corresponsal, quien menciona que esto le permitiría a la administración Trump que se designe a cualquier otra enfermedad infecciosa como un peligro para EE. UU., y así usar eso como una excusa para prohibir todas las protecciones de asilo.

La medida que desde ya generó polémica, también consideraría otro cambio importante en la norma de asilo, porque con ello le quieren dar al DHS la capacidad de enviar personas a un tercer país en lugar de remitirlas a un tribunal de inmigración para una audiencia sobre protección bajo la Convención contra la Tortura