Exigen en el mundo acabar con violencia contra las mujeres

1. Esta fotografía muestra un letrero con la frase "El futuro es la mujer" en París, Francia. Foto La Hora/AP/Francois Mori.

Por RAF CASERT y ANGELA CHARLTON
BRUSELAS
Agencia AP

En una exigencia a nivel mundial para poner fin a la violencia contra las mujeres, activistas realizaron mítines ayer y los líderes mundiales pidieron acciones para frenar los abusos, que han empeorado este año a causa de la pandemia de coronavirus.

Se efectuaron protestas desde Francia hasta Ucrania por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer con el fin de atraer la atención a la violencia doméstica, en lo que es una lucha cuesta arriba para proteger a millones de mujeres que son asesinadas o víctimas de abusos cada año por parte de sus parejas y familiares cercanos.

En Roma, la oficina del primer ministro estaba iluminada por luces rojas y había mantas rojas en las oficinas de los sindicatos en Florencia para exigir el fin de la violencia contra las mujeres. Italia fue un epicentro de casos de COVID-19 este año, lo cual obligó al gobierno a imponer medidas de confinamiento para frenar la propagación del virus. En una consecuencia no deseada, los casos de violencia doméstica empezaron a aumentar.

“A causa de las restricciones, creamos de manera involuntaria un sufrimiento profundo” que llevó a más casos de violencia doméstica y feminicidios, dijo el premier Giuseppe Conte en una discusión parlamentaria sobre el añejo problema de la violencia contra las mujeres en Italia.

El Ministerio de Salud italiano, citando información de la agencia nacional de estadísticas ISTAT, informó que las llamadas a los teléfonos de emergencia para reportar violencia doméstica aumentaron significativamente durante la cuarentena, registrando un incremento del 75% respecto al mismo periodo de 2019. Entre marzo y junio, las llamadas y mensajes enviados al número contra la violencia se duplicaron con creces durante el mismo periodo, a 119,6%.

Conte, junto con el presidente del gobierno español Pedro Sánchez, firmaron una declaración conjunta en la que prometieron más medidas para acabar con la violencia contra las mujeres, de la que dijeron es una “pandemia invisible”.

Aunque es difícil obtener estadísticas detalladas, organizaciones y países, desde las Naciones Unidas hasta la Unión Europea, y de Francia a Gran Bretaña, afirmaron que la pandemia ha sido, hasta ahora, una causa adicional para que los hombres maltraten a las mujeres.

En Ucrania, el grupo feminista Femen realizó una protesta afuera de la oficina del presidente con una breve manifestación topless.

El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida —una agencia de la ONU— indicó que la “evidencia muestra que la pandemia de COVID-19 ha provocado aumentos significativos en la violencia de género en casi todos los países”, sobre todo para las mujeres que están atrapadas en casa con el que abusa de ellas.

“La violencia de los hombres hacia las mujeres también es una pandemia, una que existía antes del virus y seguirá después de él”, señaló Phumzile Mlambo-Ngcuka, directora de la agencia de la ONU para las mujeres. “Tan sólo el año pasado, 234 millones de mujeres y niñas sufrieron violencia sexual o física por parte de su pareja. Este año, los reportes de una mayor violencia doméstica, ciberacoso, matrimonios infantiles, acoso sexual y violencia sexual se han desbordado”.