A CUATRO DÍAS DE LA SEGUNDA VUELTA ELECTORAL

Exdirector informático del TSE: No hice nada fuera de la ley

FOTOS JOSÉ OROZCO. Los capturados fueron puestos a disposición de un juzgado que determinará su situación jurídica.

POR MARIELA CASTAÑÓN
mcastanon@lahora.com.gt

La Policía Nacional Civil (PNC) capturó a Gustavo Adolfo Castillo González y a Benny Obdulio Román Chanquín, exdirector y exsubdirector de Informática del Tribunal Supremo Electoral (TSE) respectivamente, por los delitos de destrucción de registros informáticos e incumplimiento de deberes.

De acuerdo con Rafael Curruchiche, fiscal contra Delitos Electorales del Ministerio Público (MP), la destrucción de registros informáticos se les imputó porque se ocasionó daño al ingresar la información al sistema.

Según el fiscal, el incumplimiento de deberes fue porque no previeron habilitar 30 casillas para ingresar los datos de candidatos a alcaldes, diputados y congresistas del Parlamento Centroamericano (Parlacen).

“Ellos tenían asignadas solo 20 casillas, cuando lo que debían haber hecho era habilitar por lo menos hasta la casilla 30 –en el sistema–. Ellos tenían información y no lo hicieron, no previeron, eso provocó un caos y por eso se imputó incumplimiento de deberes”, explicó el fiscal del MP.

A pesar de lo ocurrido, el entrevistado dijo que esto no se consideraba “fraude electoral” y por tanto no ameritaba repetir la primera Vuelta Electoral.

Las investigaciones del MP no lograron determinar la razón por la cual se habría incurrido en esto; ahora habría que esperar la audiencia de primera declaración.

Las diligencias de allanamiento, para aprehender a Castillo González y Román Chanquín, fueron en Villa Canales y Santa Catarina Pinula, informó el MP. Ambos fueron puestos a disposición del Juzgado Séptimo de Primera Instancia Penal.

CASTILLO: NO HICE NADA FUERA DE LA LEY

Castillo a su llegada a la Torre de Tribunales, dijo que siempre colaboró y “no hizo nada fuera de la Ley”.

De acuerdo con el exdirector de Informática del TSE, ordenó que se habilitaran las diez casillas más que se había requerido; las mismas fueron incluidas y el MP tiene las pruebas de cómo estaban dichas casillas antes del evento y después.

Según el entrevistado, antes habían analizado cómo funcionaría el sistema y quien “no se percató de hacer bien el trabajo”, fue Román, reiteró.

Castillo explicó que tenía un año y medio de laborar en el TSE. Román en cambio, no dijo nada al llegar a la Torre de Tribunales.