Estudio: Estado invirtió solo 1.3% del PIB en niñas y adolescentes en 2018

Ciprodeni indicó que, en casos de desnutrición aguda, las niñas son las que registran más fallecimientos. Foto La Hora

Por Denis Aguilar
daguilar@lahora.com.gt

En el marco del Día de la Niña, la Coordinadora Institucional de Promoción por los Derechos de la Niñez (Ciprodeni), presentó hoy un estudio en el que se destaca que el Estado de Guatemala solamente invirtió 1.3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en niñas y adolescentes en 2018.

Enrique Maldonado, consultor de Ciprodeni y que realizó el estudio, explicó que esa cifra representa que de cada 100 quetzales que invierte el Estado, un quetzal es para este sector poblacional.

“¿Cómo se leen estas cifras? de cada 100 quetzales que se producen en Guatemala, Q1 es destinado para el cumplimiento de los derechos humanos de las niñas y adolescentes en el país. Esa es la forma en la cual el Estado de Guatemala le responde a las niñas y adolescentes”, dijo.

A decir de Maldonado, la inversión de niñas y adolescentes en Guatemala parece no responder a un plan estratégico, sino que, a los niveles de recaudación del país, por lo que aseguró que si no se tiene una Superintendencia de Administración Tributaria fuerte no habrá recursos para la niñez.

Asimismo, Maldonado explicó que en los últimos 10 años la inversión del Estado en niños, niñas adolescentes solo aumentó una décima de un punto porcentual, pues en 2008 la inversión era del 3.9 por ciento, cifra que en 2018 se elevó apenas al 4 por ciento respecto al PIB.

“Si queremos una mejor medición de que el modelo económico, político y social le dan la espalda a la niñez y a la adolescencia, esto es el mejor ejemplo”, indicó Maldonado. “Solo aumentó la inversión en niñez una décima de punto porcentual en 10 años”, añadió.

Según Ciprodeni, la desnutrición crónica infantil en Guatemala ha venido en aumento, pues en el año 2016, esta se ubicaba en un 42 por ciento, mientras que, en el 2019, la cifra ha alcanzado ya un 70 por ciento.

En cuanto a la desnutrición aguda, Ciprodeni señala que esta se aumentó en un 22 por ciento hasta la semana epidemiológica número 36, por lo cual consideran que si esta tendencia se mantiene los casos de desnutrición aguda crecerán hasta un 33 por ciento a nivel nacional.

Maldonado explicó que mueren más niñas que niños por casos de desnutrición aguda, pues entre 2014 y 2018 fallecieron 390 niñas y 359 niños menores de cinco años, según datos de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SESAN).

En el caso de la mortalidad materna infantil, si bien esta problemática ha tenido una tendencia a la baja, las cifras de Guatemala siguen siendo las más altas de América Latina.

El Observatorio en Salud Sexual y Reproductiva (OSAR) reporta que entre enero y agosto de este año se han registrado 85 mil 619 embarazos en niñas y adolescentes de 10 a 19 años.