Estados Unidos se muestra “decepcionado” por la reconversión de Santa Sofía en una mezquita

MADRID
Agencia DPA/Europa Press

Estados Unidos se ha mostrado “decepcionado” por la reconversión en mezquita de la antigua basílica de Santa Sofía, en Estambul, y ha pedido que se mantenga la accesibilidad al lugar.

“Entendemos que el Gobierno turco sigue comprometido con mantener el acceso a Santa Sofía para todos los visitantes y esperamos sus planes para asegurar que permanezca accesible y sin obstáculos para todos”, ha afirmado en un comunicado la portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Morgan Ortagus.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha firmado un decreto para reconvertir formalmente Santa Sofía en una mezquita, poco después de que el principal tribunal administrativo turco anulara el decreto de 1934 que secularizó uno de los principales emblemas de Estambul.

El documento, que sitúa el veredicto del Consejo de Estado como piedra angular de la decisión, revoca finalmente la condición de museo de la antigua basílica, una de las joyas mundiales del arte bizantino. Según la corte, Santa Sofía es propiedad de la Fundación Fatih Sultan Mehmet y había sido registrada para ser utilizada únicamente como mezquita.

La condición de museo fue dada por el expresidente turco y fundador de la República, Mustafá Kemal Ataturk, hace ya 86 años. Tal y como ha resaltado el Consejo de Estado, el Gobierno no tenía entonces poderes para cambiar el estatus religioso de la antigua basílica y secularizarla.

La UNESCO se ha pronunciado este viernes por primera vez sobre la polémica para recordar que Santa Sofía está inscrita en su lista patrimonial como museo y que esto lleva asociado “compromisos y obligaciones”, en la medida en que corresponde a cada Estado determinar que no hay “ninguna modificación” en sus monumentos.

Por su parte, el Alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, ha tildado de “lamentable” la reconversión en mezquita de la antigua basílica y ha instado al diálogo intercultural y la coexistencia de religiones.