COPA AMÉRICA CENTENARIO

Estados Unidos se impone a Paraguay y logra su pase a cuartos de final

United States' Clint Dempsey (8) reacts after scoring against Paraguay during the first half of a Copa America Group A soccer match Saturday, June 11, 2016, in Philadelphia. (AP Photo/Matt Rourke)

Filadelfia
DPA

La selección estadounidense de fútbol se clasificó hoy para los cuartos de final de la Copa América Centenario que organiza al imponerse 1-0 a Paraguay en su tercer duelo por el Grupo A.

Al calor del entusiasta público que coloreó el estadio Lincoln Field de Filadelfia, y pese a jugar con diez hombres toda la segunda parte, Estados Unidos hizo valer el solitario gol firmado por Clint Dempsey en el minuto 26 para lograr el ansiado pase a la siguiente ronda.

Incapaz de aprovechar su superioridad numérica durante 45 minutos e inferior en líneas generales a los estadounidenses, Paraguay se despidió precipitadamente del torneo continental con un único punto en su casillero, el logrado en el empate 0-0 con la también eliminada Costa Rica.

Igualada ahora a seis puntos con Colombia, que más tarde se mide a la selección “tica”, Estados Unidos podría incluso pasar a cuartos como primera de grupo, si los costarricenses vencen a los “cafeteros”.

Sea primera o segunda, la selección dirigida por el alemán Jürgen Klinsmann demostró, en cualquier caso, su evolución en un torneo en el que se estrenó perdiendo con Colombia (2-0), goleó luego a Costa Rica (4-0) y cerró la primera fase con una brillante actuación defensiva ante Paraguay, pese a jugar con diez todo el segundo acto.

Superada la presión de la clasificación para cuartos que tenían como anfitriones de la Centenario, los estadounidenses aparecen ahora como una selección a tener muy en cuenta en las próximas rondas.

Hoy, ante Paraguay, no lograron dominar por completo los primeros 45 minutos, pero sí inclinar la balanza ligeramente de su lado presionando bien la salida de balón de los dirigidos por el argentino Ramón Díaz y obligándolos a jugar demasiado tiempo en el mediocampo, sin generar peligro.

Comandados atrás por el solvente John Brooks, que ya en el minuto 10 cortó un peligroso contragolpe de Paraguay y luego estuvo muy sólido en las coberturas, los de Klinsmann aprovecharon su gran velocidad para salir a la contra y percutir por la banda derecha, el punto más débil de los albirrojos.

Ramón Díaz optó por poner en ese lateral a Paulo Da Silva que, demasiado lento, tuvo enormes dificultades para frenar las llegadas de los estadounidenses por ese costado.

El gol de los de Klinsmann, sin embargo, llegó por la banda izquierda en una gran jugada de Gyasi Zardes que culminó impecablemente Dempsey.

Llegando solo desde atrás, el delantero del Seattle Sounders anotó su gol número 51 con la selección al rematar desde el punto de penal el perfecto centro de Zardes.

El tanto hizo justicia al mayor empeño ofensivo de Estados Unidos y obligó a los paraguayos, que dominaron la posesión, a buscar un poco más a sus atacantes.

Sin demasiado acierto, Víctor Ayala fue el más incisivo. Sin embargo, ya casi sobre la pausa, la mejor ocasión se le presentó a Lezcano, cuando, tras recibir un gran servicio de Antonio Sanabria, se plantó sólo ante Bred Guzan, pero el arquero estadounidense le ganó el mano a mano.

Ante la inoperancia ofensiva de sus hombres, Ramón Díaz aprovechó la pausa para cambiar ligeramente su formación -Juan Iturbe sustituyó a Fabián Balbuena- y DeAndre Yedlin le facilitó la labor cuando, con dos absurdas entradas consecutivas, dejó a Estados Unidos con diez hombres y prácticamente todo el segundo acto por disputar.

La expulsión con doble amarilla del joven lateral obligó a Klinsmann a modificar sus planes para tratar de manera aun más evidente de preservar el gol de ventaja y amarrar la victoria.

Michael Orozco remplazó al goleador Dempsey, que también pareció marcharse con algunas molestias.

Demasiado confusa y ansiosa, la “Albirroja” no supo aprovechar su superioridad numérica, que Estados Unidos salvó con un tremendo orden atrás.

Volcada en ataque en busca de dos goles que voltearan el duelo y evitaran la precipitada despedida, Paraguay tuvo problemas hasta para encontrar los pases que le permitieran amenazar el arco de Guzan.

Su mejor ocasión para firmar, al menos el empate, llegó casi sobre la hora, pero el arquero del Aston Villa la conjuró con una fabulosa doble intervención.

Cuarta en la Copa América de Chile 2015, Paraguay se despidió así del torneo continental en el que Estados Unidos quiere hacer historia.