Grecia Aguilera

España era nombrada en los textos de los antiguos griegos con el topónimo de ‘Iberia’ y fue designada por los romanos con el término de ‘Hispania’, vocablo que proviene de los fenicios y cuyo significado es “Tierra del Norte en la que se forjan metales”. San Isidoro de Sevilla describe magníficamente el territorio español en las siguientes líneas: “Tú te hayas situada en la región más grata del mundo, ni te abrasas en el ardor tropical del sol, ni te entumecen rigores glaciares, sino que, ceñida por templada zona del cielo, te nutres de felices y blandos céfiros…” Uno de los ríos más hermosos de España es el Guadalquivir, cuyo nombre se deriva del árabe “al-wadi al-kibir” que quiere decir ‘río grande’ y en los versos de Antonio Machado “Un borbollón de agua clara, / debajo de un pino verde.” El lema de España es la expresión en latín “Plus Ultra” que significa ‘Más allá’. El lema está inscrito en la parte superior de las dos ‘Columnas de Hércules’ que figuran dentro del Escudo Nacional y fue utilizado por Carlos I durante su reinado de 1519 a 1555, para alentar a los navegantes que en aquellos tiempos aún creían en la antigua leyenda de la Mitología Griega, que aseguraba ser Hércules quien había colocado dos columnas en el Estrecho de Gibraltar para señalar que allí se encontraba el fin del mundo, el límite para los navegantes del Mediterráneo, lo que llamaban “Non Terrae Plus Ultra” (No existe tierra más allá), sentencia que fue suprimida cuando Cristóbal Colón llegó al Nuevo Mundo en 1492. Empero el geógrafo griego Heródoto de Halicarnaso escribió en uno de sus libros de historia que el mercader y navegante Coleo de Samos habría atravesado ese límite en el siglo VII antes de Cristo, cuando navegando hacia Egipto la embarcación fue desviada por los fuertes vientos y llevada sin novedad más allá de las ‘Columnas de Hércules’. El lema español “Plus Ultra” fue utilizado también en 1926 para nombrar al hidroavión tipo “Dornier Do-J Wal”, aeronave que realizó en ese entonces con gran éxito el primer vuelo de España hacia América. El Día Nacional de España se conmemora cada 12 de octubre, por ser la memorable fecha en que se originó el famoso “encuentro entre dos mundos” e inició “un período de proyección lingüística y cultural más allá de los límites europeos.” Aquí en la Ciudad de Guatemala, el Excelentísimo Señor Embajador de España Don Alfonso Manuel Portabales, conmemoró esa fecha con un merecido festejo la noche del miércoles 12 de octubre de 2016 en el Salón ‘Las Naciones’ del Hotel Barceló, el cual se encontraba colmado de personalidades de diferentes sectores del país. Dentro de su discurso el Embajador Portabales expresó su satisfacción y orgullo por la recordación en este año 2016 de los 400 años del fallecimiento de Miguel de Cervantes Saavedra, quien junto a su magna obra “Don Quijote de la Mancha” quiso mostrar al mundo sus muy elevados ideales: el Amor, la Justicia y la Libertad. Cervantes nació el 29 de septiembre de 1547 en la Ciudad de Alcalá de Henares y falleció en Madrid el 22 de abril de 1616. Conocido como el “Príncipe de los Ingenios”, Cervantes es considerado el máximo exponente de la Literatura Española y uno de los grandes genios de la Literatura Universal. La primera parte de su obra cumbre se publicó en 1605 con el título de “El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha” y luego en 1615 se publicó la continuación con el nombre “Segunda parte del ingenioso caballero don Quijote de la Mancha”. Es una impresionante novela, en ella está escrita más de cien veces la palabra Dios y sus primeras líneas jamás se olvidan: “En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo…” y la despedida de la carta a Dulcinea del Toboso que acota: “Tuyo hasta la muerte, El Caballero de la Triste Figura.”

Diario La Hora
Visión: Realizar un trabajo periodístico que contribuya a la consolidación de la democracia en Guatemala, a partir del periodismo investigativo y de opinión. Misión: Ser un medio de comunicación imparcial, veraz y responsable, dirigido a líderes de opinión con incidencia en los círculos de pensamiento y en el ámbito político guatemalteco.
Artículo anteriorAMSA y el Lago de Amatitlán -1-
Artículo siguientePegados a la pantalla