Es improbable que ‘Australopithecus sediba’ sea ancestro humano directo

Australopithecus afarensis (izquierda), Homo habilis (centro), y Australopithecus sediba (derecha). Foto la hora: MATT WOOD, UCHICAGO / Europa Press/dpa.

MADRID
Agencia dpa / (Europa Press) –

El análisis estadístico de restos muestra que es improbable que ‘Australopithecus sediba’, un fósil de hace dos millones de años hallado en Sudáfrica, sea ancestro directo del género homo.

La investigación realizada por paleontólogos de la Universidad de Chicago (Estados Unidos) y publicada esta semana en ‘Science Advances’, concluye que ‘Australopithecus afarensis’, del famoso esqueleto “Lucy”, sigue siendo el ancestro más probable del género ‘Homo’.

Los primeros fósiles de ‘A. Sediba’ se desenterraron cerca de Johannesburgo en 2008. Desde entonces, se han descubierto cientos de fragmentos de la especie que datan de hace aproximadamente dos millones de años. El fósil ‘Homo’ más antiguo conocido, la mandíbula de una especie aún no identificada encontrada en Etiopía, tiene 2,8 millones de años, y es anterior a ‘A. Sediba’ por 800 mil años.

A pesar de esta línea de tiempo, los investigadores que descubrieron ‘A. Sediba’ han afirmado que se trata de una especie ancestral del ‘Homo’. Aunque es posible que ‘A. Sediba’ (el hipotético antepasado) pueda haber sucedido después del ‘Homo’ más antiguo (el descendiente hipotético) en 800 mil años, el nuevo análisis indica que la probabilidad de encontrar este patrón cronológico es altamente improbable.

Du y Alemseged también revisaron la literatura científica en busca de otras hipotéticas relaciones entre ancestros y descendientes entre dos especies de homininos. De los 28 casos que encontraron, solo un fósil descubierto por primera vez de un descendiente era más antiguo que su antepasado propuesto, un par de especies ‘Homo’ separadas por 100 mil años, mucho menos que los 800 mil años que separan a ‘A. Sediba’ y el ‘Homo’ más antiguo. En este contexto, la vida útil promedio de cualquier especie de hominino es de aproximadamente un millón de años.

UN FÓSIL DE UN ANTEPASADO PUEDE SER POSTERIOR A SU DESCENDIENTE

‘Lucy’ y sus contrapartes, incluido ‘Selam’, el fósil de un ‘A. Afarensischild’ que Alemseged descubrió en 2000, se encontraron en Etiopía, a pocos kilómetros de donde se descubrió la mandíbula ‘Homo’. Las características de la mandíbula también se asemejan a las de ‘A. Afarensis’ lo suficientemente cerca como para que sea un descendiente directo.

“Dada la sincronización, la geografía y la morfología, estas tres pruebas nos hacen pensar que ‘Afarensis’ es mejor candidato que ‘Sediba’ –dice Alemseged–. “Uno puede estar en desacuerdo sobre la morfología y las diferentes características de un fósil, pero el nivel de confianza que podemos depositar en los análisis matemáticos y estadísticos de los datos cronológicos de este documento hace que nuestro argumento sea muy sólido”.